Macron marca distancias con Le Pen de cara a las elecciones europeas

Asunción Serena PARÍS / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Macron, en una ceremonia militar este lunes en París.
Macron, en una ceremonia militar este lunes en París. LUDOVIC MARIN / POOL | EFE

El presidente de desdice así mismo al señalar que el partido ultraderechista no entra dentro del «arco republicano» porque no comparte los valores de la República francesa

20 feb 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

La Agrupación Nacional (RN), de Marine Le Pen, «no está inscrito en el arco republicano» porque no comparte todos los valores de la República francesa (libertad, igualdad y fraternidad). De esta forma el presidente Emmanuel Macron, en una entrevista al diario L'Humanité, enmendaba la plana a su primer ministro, Gabriel Attal, que días antes había afirmado que «el arco republicano es el hemiciclo», incluyendo de paso a los diputados de la ultraderecha, y que está dispuesto a «trabajar con todo el mundo» en la Asamblea Nacional.

En realidad, Macron se desdice también así mismo. El 9 de febrero había declarado que todos los partidos presentes en la Asamblea han sido elegidos por los franceses «y no hacemos distinciones en la expresión del sufragio universal», de ahí que sea «completamente normal» mantener discusiones con el RN, aunque a la hora de sacar adelante una ley procuren que los votos de la extrema derecha no sean esenciales para aprobarla.

Pero una cosa es el trabajo legislativo, que está siendo especialmente difícil para el Gobierno porque no disponen de mayoría suficiente, y otra, la campaña a las elecciones europeas de junio en las que el candidato de la ultraderecha, Jordan Bardella, figura como claro favorito en los sondeos. Según las encuestas, la lista del RN obtendría diez puntos por delante de la lista de Renacimiento, el partido macronista.

Exclusión de un acto a Manouchian

A Macron le interesa marcar distancias, colocar a la Agrupación Nacional fuera del llamado «arco republicano» y plantear una campaña electoral como un nuevo duelo entre él y Le Pen. Por eso, aprovechando la ceremonia de entrada en el Panteón de Missak Manouchian, que representa la resistencia comunista frente a la ocupación nazi, el jefe del Estado declaró que «las fuerzas de extrema derecha harían bien en no estar presentes, dada la naturaleza del combate de Manouchian».

Macron precisa que el «RN «ya no es abiertamente antisemita y negacionista» como lo era «claramente» el Frente Nacional, el partido original con Jean-Maire Le Pen al frente, pero les recomienda que por un «espíritu de decencia» no deberían acudir a la ceremonia, aunque él les haya invitado para no cometer «un gesto arbitrario». Estas declaraciones han provocado la ira de la Agrupación Nacional que en su cuenta X acusa a Macron de «cometer un grave error político y, sobre todo, una falta moral imperdonable».

Marine Le Pen ha anunciado que acudirá a la ceremonia en el Panteón a pesar de las palabras «indignantes» del presidente de la República.