EE.UU. presiona a España para que se una a la coalición desplegada en el mar Rojo

M. Balín MADRID / COLPISA

INTERNACIONAL

Imagen de archivo de la fragata Victoria, actualmente destinada en la operación Atalanta en el Índico
Imagen de archivo de la fragata Victoria, actualmente destinada en la operación Atalanta en el Índico DEFENSA | EUROPAPRESS

España ya forma parte con una fragata de guerra de la misión de la UE en el Golfo de Adén, llamada Atalanta, que lucha contra la piratería somalí

10 ene 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Estados Unidos se mantiene firme para que España y su Armada formen parte de la misión naval en el mar Rojo, contener la escalada armada de los rebeldes hutíes en Yemen y asegurar la navegación en una zona estratégica para el comercio marítimo mundial.

El general estadounidense Charles Brown conversó el lunes con el almirante español Teodoro López Calderón y, entre varios temas de agenda, debatieron la posición española sobre la situación en el mar Rojo. «España es un aliado fiel y leal en la OTAN y estoy agradecido por las relaciones de larga data y estratégicas en materia de defensa entre nuestros dos países», escribió Brown en su perfil de la red social X (antes Twitter) para informar del contacto telefónico.

Preguntado por esta conversación, el ministerio que dirige Margarita Robles confirmó la misma y solo se limitó a señalar que sirvió para poner de relieve «las magníficas relaciones con España». Nada más. Pero fuentes de Defensa reiteraron que no hay cambio de postura y se refirieron a las palabras de la ministra la semana pasada. Sostuvo que la misión planteada por Estados Unidos «no está definida» por el momento y que la Armada condiciona su presencia a la posición tanto de la Unión Europea como de la OTAN.

España ya forma parte con una fragata de guerra de la misión de la UE en el Golfo de Adén, llamada Atalanta, que lucha contra la piratería somalí y defiende los intereses estratégicos de la industria pesquera nacional en el Índico (los atuneros vascos y gallegos, fundamentalmente). Participar en la misión naval de EE.UU. solo sería posible si la UE acepta reforzar Atalanta con otra fragata de otro país comunitario.