Islandia declara el estado de emergencia por la erupción de un volcán cerca de Grindavik

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

El ministro de Exteriores asegura que no se han interrumpido vuelos ni hacia ni desde Islandia, y que el tráfico aéreo internacional permanece abierto

19 dic 2023 . Actualizado a las 15:58 h.

Las autoridades de Islandia declararon anoche el estado de emergencia por la erupción de un volcán cerca de la ciudad de Grindavik (península de Reykjanes), en la costa suroeste de la isla. La erupción, que comenzó a las 22.17 (23.17 en la España peninsular), fue precedida de una serie de terremotos en el cráter de Sundhnjúka, por lo que se procedió a evacuar toda la zona, según ha informado el diario islandés Fréttabladid.

La longitud estimada de la fisura es de unos 3,5 kilómetros, considerablemente superior al de anteriores erupciones, y la velocidad del flujo de lava es de entre 100 y 200 metros cúbicos por segundo, lo que supone también un notable incremento en comparación con otras erupciones ocurridas en la península durante los últimos años. 

El ministro de Exteriores islandés, Bjarni Benediktsson, ha asegurado que no se han interrumpido vuelos ni hacia ni desde Islandia, y que el tráfico aéreo internacional permanece abierto. 

Ya de madrugada, la intensidad de la erupción estaba disminuyendo, según la Oficina Meteorológica de Islandia, mientras que las autoridades islandesas han creado una zona de seguridad en la zona afectada, que ya fue evacuada hace semanas. En su último informe de las 3.00 hora local, la Oficina Meteorológica de Islandia (Imo, por sus siglas en inglés), indicó que la intensidad de la erupción «estaba disminuyendo» cuatro horas después. «Al inicio de la erupción se observaron grandes fuentes de lava y una intensa sismicidad sobre el dique. La potencia de la erupción ha disminuido con el tiempo al igual que la sismicidad y la deformación», indicó la IOM.

«Esto es evidente a partir de mediciones sísmicas y GPS. El hecho de que la actividad ya esté disminuyendo no es una indicación de cuánto durará la erupción, sino más bien de que está alcanzando un estado de equilibrio. Este desarrollo se ha observado al comienzo de todas las erupciones en la península de Reykjanes en los últimos años», explicó IMO.

El presidente de Islandia, Guðni Jóhannesson, escribió en un mensaje de la red social X, que la prioridad es proteger vidas y la infraestructura, y que por ello Defensa Civil «ha cerrado la zona afectada». «Ahora esperamos a ver qué nos deparan las fuerzas de la naturaleza. Estamos preparados y permanecemos vigilantes», indicó.

La primera ministra de Islandia, Katrín Jakobsdóttir, recordó a su vez en la red social Facebook que la evacuación en Grindavík se inició ya el pasado 10 de noviembre. Las autoridades islandesas decidieron suspender a finales de noviembre el estado de emergencia declarado doce días antes en Grindavík por la actividad sísmica al considerar que había decrecido la probabilidad de una erupción dentro de los límites de esa localidad. «Ahora vemos que la tierra se abre y podemos agradecer a todos nuestros buenos socorristas y científicos que han patrullado esta zona en las últimas semanas y meses», dijo.

La primera ministra explicó que se han creado barreras o «parques de defensa», «lo que marcará una diferencia significativa». Anoche indicó que la lava se está extendiendo lateralmente desde ambos lados de las fisuras recién abiertas y que, a partir de mediciones GPS en tiempo real, están detectando «una importante deformación del suelo ha acompañado la apertura de las fisuras».

La IMO explicó en su último boletín que la fisura eruptiva tiene unos 4 kilómetros de largo, con el extremo norte justo al este de Stóra-Skógfell y el extremo sur justo al este de Sundhnúk. 

 El ministro de Infraestructura de Islandia así como diversos expertos de ese país consideran que, por el momento, ha habido «suerte» con el punto concreto en el que se ha producido la erupción en una grieta volcánica. «Creo que es muy difícil decir nada cuando está la naturaleza de por medio, pero tal y como parece estar concluyendo esta mañana, parece que hemos tenido bastante suerte con la localización y desarrollo y esperamos que se mantenga así», dijo el ministro de Infraestructura, Sigurður Ingi Jóhannsson, en declaraciones a la televisión pública RUV.

El geofísico Björn Oddson, tras sobrevolar el emplazamiento, también afirmó que la grieta está alineada con el antiguo cráter del volcán Fagradalsfjall y se encuentra en «el mejor lugar» de cara a una erupción. El vulcanólogo Ármann Höskuldsson, citado por el mismo medio, confirmó esta visión, ya que gracias a una localización «relativamente afortunada» la lava no está fluyendo hacia ninguna infraestructura.

Si todo se desarrolla conforme a lo previsto, la erupción podría durar entre una semana y diez días, afirmó.