Un héroe de la defensa de Kiev y otros dos pilotos mueren en un accidente de entrenamiento en Yitomir

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

Andrii Pilshchykov.
Andrii Pilshchykov. Ministerio de Defensa ucaniano

Ucrania investigará el siniestro y algunos responsables técnicos ya están trabajando en la investigación sobre «el estado del aparato»

27 ago 2023 . Actualizado a las 21:07 h.

El Gobierno ucraniano ha anunciado el comienzo de una investigación de la colisión de dos aviones de combate L-39 del pasado viernes sobre Yitomir, en el centro-oeste del país, que se saldó con la muerte de tres pilotos. Entre los fallecidos en el siniestro del viernes se encontraba el capitán Andriy Pilschikov, conocido por su pericia en combate y por sus iniciativas para conseguir la entrega a su país de aviones F-16.

Pilschikov era considerado como uno de los héroes de la defensa de Kiev en la primera fase de la guerra. Las Fuerzas de Defensa de Ucrania expresaron a través de redes que el accidente en el que murió el «piloto de segunda clase y ganador de la Orden del Coraje de tercera clase, conocido por el indicativo Juice» supone «Una pérdida trágica». «Extendemos nuestro más sentido pésame a las familias de los fallecidos. Estamos agradecidos por su servicio. Serán recordados tanto en el cielo como en la tierra», cerró. El presidente Volodímir Zelenski añadió que el país «no olvidará nunca a quien defiende los cielos de Ucrania».

«La investigación está en curso y la verdad saldrá a la luz», ha declarado el presidente del país, Volodímir Zelenski, en su cuenta de X, antes Twitter. Responsables técnicos ya están trabajando en la investigación sobre «el estado técnico del aparato» y examinando las cajas negras de los aviones en medio de las dudas de los aliados sobre las capacidades de los pilotos ucranianos que están entrenando con vistas al uso de los F-16.

El capitán Pilschikov, así como los otros dos fallecidos, los comandantes Viacheslav Minka y Serhii Prokazin, eran considerados como pilotos muy experimentados con cientos de horas de vuelo a sus espaldas.

El accidente se produjo cuando dos L-39 chocaron en el aire cuando hacían un vuelo de entrenamiento a cientos de kilómetros del frente, en el norte de Ucrania. Radio Svoboda compartió un vídeo de los restos ennegrecidos y destrozados de un avión en un campo en la localidad de Sinhury, a unos diez kilómetros de Yitomir. Un testigo cuenta que oyó una explosión en el cielo sobre el edificio de la escuela y luego vio dos aviones que caían envueltos en llamas. Otro testigo dijo haber visto dos aparatos acercándose cada vez más uno al otro antes de estrellarse.

El analista militar y expiloto Roman Svitan, en una entrevista a Espreso TV, afirmó que el accidente estaba «muy probablemente» relacionado con vuelos en formación. Explicó que el L-39 es a la vez un caza, un bombardero y un avión de entrenamiento, pero que un en vuelo en formación, especialmente a baja altura, «no da tiempo para la eyección».

Promotor de la entrega de los F-16

Pilshchykov, de 29 años, fue uno de los dos pilotos que fueron el año pasado a Washington para reunirse con miembros del Congreso de EE.UU. y ejercer presión para el envío a Ucrania de los deseados cazas F-16, aprovechando que hablaba inglés con fluidez. «Ni siquiera puedes imaginar cuánto deseaba pilotar un F-16», escribió en Facebook el portavoz de la Fuerza Area, Yuriy Ihnat.

En una entrevista a la cadena británica BBC, en otoño del 2022, mientras Rusia lanzaba cientos de misiles de crucero y drones contra Ucrania, Pilshchykov relató la presión que sentía como piloto de un caza MiG-29. «Al interceptar los misiles de crucero, tu misión es salvar las vidas en tierra, salvar la ciudad. Si no puedes, es una sensación terrible que alguien muera. Alguien morirá en minutos y no lo evitaste», explicaba.