La OTAN prepara ya el terreno para la adhesión de Suecia

Olatz Hernández BRUSELAS / COLPISA

INTERNACIONAL

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg EUROPAPRESS

Stoltenberg confía en que Turquía retire su veto la próxima semana y convocará una reunión entre Erdogan y Kristersson en Vilna

06 jul 2023 . Actualizado a las 21:28 h.

El acuerdo para que Turquía retire su veto a la entrada de Suecia en la OTAN «está al alcance». Lo aseguró este jueves el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, tras un encuentro con representantes de los dos países y Finlandia. El noruego, siempre muy medido en sus comparecencias, se mostró confiado; espera dar un último empujón a estas negociaciones la semana que viene en Vilna, en el marco de la cumbre de la organización militar, y ha anunciado que convocará un día antes (el 10 de julio) una reunión entre el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el primer ministro sueco, Ulf Kristersson.

Stoltenberg, que ha intensificado sus contactos con las dos partes en las últimas semanas, considera que esta reunión bilateral entre los dirigentes es «el siguiente paso en el proceso» de entrada de Suecia a la OTAN.

Ankara bloquea desde hace más de un año su adhesión y acusa a las autoridades suecas de prestar refugio a miembros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán y a las milicias del YPG. Desde entonces, Stoltenberg asegura que Suecia ha hecho «numerosos progresos» en la lucha contra el terrorismo y que «ha cumplido con todo lo acordado» con Turquía.

Estocolmo ha modificado su Constitución, ha aprobando nuevas leyes para combatir el terrorismo, ha levantado el veto a la venta de armas a Ankara y ha mejorado su cooperación en operaciones antiterroristas. «Es momento de que Suecia se una a la Alianza», concluyó el dirigente político de la OTAN.

Su entrada supondría «un beneficio militar enorme» para la Alianza e interesa «a todos los países aliados», apuntó Stoltenberg. Con Suecia, la Alianza Atlántica tendría la habilidad para planear la defensa de la región Ártica, Nórdica y Báltica al completo, creando un escudo ininterrumpido desde el Mar Negro a los estados bálticos. «Nos haría a todos más fuertes y estaríamos más seguros».