Un milagro entre los escombros

Manuel Costoya
M. C. Cereijo REDACCIÓN

INTERNACIONAL

Casi diez mil personas han sido rescatadas hasta el momento de las ruinas de las amplias zonas afectadas por el terremoto en Turquía y Siria en una carrera contrarreloj por salvar a supervivientes

07 feb 2023 . Actualizado a las 23:23 h.

Llamadas a móviles que no dan señal. Esperas interminables entre los escombros tras un terremoto devastador. Lágrimas y desesperación... Pero a veces se obra el milagro y hay un final feliz. Hasta ahora más de ocho mil personas han sido rescatadas con vida de entre los restos de los miles de edificios que colapsaron el lunes debido a dos fuertes terremotos en el sureste de Turquía.

En Hatay, a unos 170 kilómetros al sur de donde se registró el primer seísmo, los equipos de auxilio lograron establecer contacto con una familia de cuatro miembros atrapada entre los escombros. «Los sacamos con vida. Estamos aquí para eso», se escuchó decir a un miembro del grupo  durante una retransmisión de la emisora CNN. En Diyarbakir, a unos 350 kilómetros al este de la provincia donde tuvo su epicentro el primer temblor, una mujer fue rescatada tras estar 31 horas atrapada entre los escombros de su vivienda, y fue trasladada a un hospital entre los aplausos de los equipos de emergencia.

Un hombre logra rescatar a una niña en Hatay
Un hombre logra rescatar a una niña en Hatay UMIT BEKTAS | REUTERS

Son solo dos ejemplos. Hay muchos más. También en Hatay, una madre y su bebé de pocos meses han logrado sobrevivir al seísmo tras pasar 29 horas atrapadas en un espacio reducido sin poco más que oxígeno. Los trabajadores de búsqueda y rescate oyeron una voz entre las ruinas de un edificio de apartamentos en una calle del distrito de Odabasi, tras lo que lograron localizar a Hulya Yilmaz y su bebé. Son escenas que se repiten en muchos lugares del país. Una mujer de 27 años sigue viva después de quedar atrapada durante más de un día en un edificio de apartamentos de en la provincia de Kahramanmaras. En Malatya, un hombre de 26 años y un niño de 3 años fueron localizados con vida tras 22 horas de agonía.

El que también puede contar que ha sobrevivido a una catástrofe de esta magnitud es el jugador internacional ghanés Christian Atsu, que militó en varios clubes españoles y ahora lo hace en el Hatayspor turco. Como muchos, quedó atrapado entre los restos de un edificio en la localidad de Hatay. El director deportivo del club sigue desaparecido.

La Autoridad de Gestión de Desastres y Emergencias, dependiente del Ministerio del Interior turco, ha indicado que cerca de 13.740 miembros de los equipos de búsqueda y rescate trabajan en las zonas afectadas, a donde han sido enviadas 300.000 sábanas, más de 41.500 tiendas de campaña, cerca de 100.000 camas y material de calefacción y cocina. Pero las autoridades turcas y sirias reconocen que están desbordadas. Hay más de 5.000 muertos hasta ahora y millares de personas que todavía siguen atrapadas entre los escombros. El tiempo corre en su contra, a pesar de los esfuerzos y la ayuda internacional que sigue llegando a las zonas afectadas. Según los expertos solo hay una ventana de siete días para rescatar a las personas que han quedado sepultadas. Esta estimación es resultado de innumerables operaciones de rescate en el mundo, aunque siempre puede haber excepciones y que las víctimas soporten un poco más de tiempo, comentó el portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke, al hacer un primer balance del coste humano de la tragedia.

La destrucción del terremoto en Siria a vista de dron

Terremoto en Turquía y Siria: Más de 7.000 muertos y 35.000 heridos por un temblor con una potencia equivalente a 130 bombas atómicas

La Voz

La tierra tembló en la frontera entre Siria y Turquía como no lo había hecho en décadas rompiendo una superficie de 200 kilómetros de largo por 30 de ancho. Cuando todo el mundo se preparaba para una ola de frío y las intensas nevadas, un fuerte terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter golpeó el este otomano y el norte sirio. El último balance de víctimas habla de más de 7.200 muertos, más de 35.000 heridos e incontables supervivientes congelados a la intemperie, aterrorizados en medio de un paisaje apocalíptico y bajo la amenaza de nuevas réplicas. Los expertos alertan de que se repetirán durante los próximos días e incluso meses.

Seguir leyendo