Maduro anula su viaje a Buenos Aires y afronta más protestas por los bajos salarios

Pedro García Otero CARACAS / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

Oscar Figuera, secretario general del Partido Comunista de Venezuela (PCV), participa en una manifestación por mejoras salariales, en Caracas
Oscar Figuera, secretario general del Partido Comunista de Venezuela (PCV), participa en una manifestación por mejoras salariales, en Caracas Miguel Gutiérrez | EFE

El régimen venezolano alega un plan de agredir a su presidente para no acudir a la cumbre de la Celac

23 ene 2023 . Actualizado a las 22:36 h.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, declinó asistir a la cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac), en Buenos Aires, después de que la oposición argentina exigiera su detención por los crímenes de lesa humanidad denunciados ante la Corte Penal Internacional (CPI) y la convocatoria de protestas de la diáspora venezolana (más de 178.000 viven en Argentina).

«En las últimas horas hemos sido informados de manera irrebatible de un plan elaborado en el seno de la derecha neofascista, cuyo objetivo es llevar a cabo una serie de agresiones en contra de nuestra delegación encabezada por el presidente», señalaba un comunicado del palacio de Miraflores, que anunciaba también que será al ministro de Exteriores, Yván Gil ,el que finalmente asista a la cumbre de presidentes de la Celac, entre ellos el brasileño Lula da Silva y el cubano Miguel Díaz Canel.

En las horas previas a la suspensión del viaje, la cancillería brasileña lanzaba un comunicado anunciando la cancelación de la reunión entre Maduro y Lula.

Antes de que se conociera la cancelación de la visita del dirigente venezolano, el presidente argentino, Alberto Fernández, defendió la invitación Maduro bajo el argumento de que, como anfitrión de la cumbre, «no tiene poder de veto», y añadió que espera que «los venezolanos recuperen la convivencia democrática y sus derechos sean respetados».

En su intervención ante la prensa, Fernández tuvo un lapsus y afirmó que «no tengo ninguna noticia de que el presidente [Hugo] Chávez no venga. Perdón, no tengo noticias de que el presidente Maduro no venga, pero no sé qué hará».

Creada a instancias de Chávez, Fidel Castro y Néstor Kirchner, en la primera década de este siglo, la Celac había caído recientemente en desuso con el auge de Gobiernos de centroderecha y derecha en Latinoamérica.

El triunfo de Lula da Silva y el retorno del peronismo al poder en Argentina le vuelven a dar aire político a la idea de una organización de Estados del continente que excluye a Estados Unidos, y también han sacado a Maduro de su aislamiento continental. 

Protestas en Venezuela

Solo este lunes, estaban convocadas en Venezuela 43 manifestaciones para exigir mejoras salariales, aumentos de pensiones y derecho a la participación política, según contabilizó la oenegé Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS).

A pesar de la fuerte presencia policial en todo el país, sindicatos y partidos opositores conmemoraron el aniversario número 65 de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, que marcó el inicio de la era democrática venezolana.

Miguel Gutiérrez | EFE

En Caracas, centenares de manifestantes lograron llegar a la sede del Ministerio Público, aunque se les impidió continuar hacia el edificio del Parlamento, un kilómetro más allá. A la manifestación se unió una delegación del Partido Comunista, que rompió con el chavismo en el 2022, y representantes de diversos partidos opositores.

Lula da Silva y Alberto Fernández, en su encuentro en Buenos Aires.

Lula recupera su alianza con Argentina y pide perdón por las «groserías» del «genocida» Bolsonaro

La Voz

El presidente de Brasil, Lula da Silva, inició este lunes en Argentina el primer viaje internacional de su tercer mandato con el objetivo declarado de «retomar la sociedad entre Brasil y Argentina», tras la mala relación durante el mandato de Jair Bolsonaro.

«Estoy pidiendo disculpas al pueblo argentino por todas las groserías que el último presidente de Brasil, que yo digo que es un genocida por la falta de cuidado y de responsabilidad que tuvo durante la pandemia, por todas las ofensas que le dijo al compañero Alberto Fernández», dijo el mandatario brasileño al comparecer ante la prensa con el presidente argentino, con quien mantiene una amistosa relación, tras reunirse en la Casa Rosada.

Seguir leyendo