Ucrania libera la ciudad de Limán mientras la movilización de Putin se paraliza hasta noviembre

La Voz AGENCIAS

INTERNACIONAL

Vehículo ruso aparcado frente a la planta nuclear de Zaporiyia.
Vehículo ruso aparcado frente a la planta nuclear de Zaporiyia. ALEXANDER ERMOCHENKO | REUTERS

Kiev denuncia que los rusos han secuestrado al jefe de la planta nuclear de Zaporiyia e ignora su paradero

01 oct 2022 . Actualizado a las 19:33 h.

Fuerzas ucranianas han entrado este sábado en la ciudad de Limán, en el este del país, y considerada como una localidad de importancia estratégica al tratarse de la puerta de entrada a la región de Lugansk. La entrada de las fuerzas ucranianas ha sido anunciada por el portavoz del Grupo Oriental de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Serhii Cherevatyi, en una comparecencia televisada recogida por el portal ucraniano Variant.

«Ya estamos en Limán. Pero la lucha continúa. Los detalles vendrán más tarde», declaró Cherevatyi. La ciudad, en la región de Donetsk, era utilizada por el Ejército ruso como un centro de transporte vital. Allí, según estimaciones ucranianas, permanecían rodeados esta mañana en torno a 5.000 militares rusos, el mayor asedio a un contingente ruso desde el comienzo de la guerra.

Esta mañana, el portavoz militar aseguró que «la agrupación rusa cerca de Limán estaba rodeada». «Los asentamientos de Yampil, Novoselivka, Shandrigolove, Drobysheve y Stavki han sido liberados, y continúan allí las medidas de estabilización», reafirmó.

Previamente, el jefe de la administración militar regional de Lugansk, Serhiy Haidai, había informado de que más de cinco mil soldados rusos estaban atrapados por las fuerzas ucranianas en la ciudad. «Los soldados rusos con base en Limán se han dirigido a sus superiores con la petición de retirarse, pero fue rechazada», dijo en un mensaje en Telegram que recoge la agencia Ukrinform.

Agregó que las tropas rusas «intentaron abrirse paso o rendirse» y subrayó, además, que casi todas las rutas de escape o de suministro de municiones estaban bloqueadas, aunque finalmente las tropas rusas han podido retirarse. Según Haidai, tras la liberación de Limán, comenzará el proceso de desocupación en la región de Lugansk.

El líder del autoproclamado territorio ruso de Donetsk, Denis Pushilin, ya reconoció este viernes el asedio en la ciudad y calificó de «preocupantes» las informaciones que llegan sobre el terreno. El líder prorruso llamó a «resistir» frente a los envites de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que han logrado importantes avances en la zona este desde que iniciaron hace un mes una contraofensiva militar.

Secuestro en Zaporiyia

En paralelo con los sucesos en Limán, la empresa estatal de energía nuclear ucraniana Energoatom denunció hoy la detención y desaparición del director general de la central nuclear de Zaporiyia, Ihor Murashov, e instó a Rusia a su inmediata puesta en libertad.

En un mensaje en Telegram, recogido por la agencia Unian, el presidente de Energoatom, Petró Kotin, precisa que el viernes hacia las 16.00 hora local una patrulla rusa paró en la carretera hacia Enerhodar el vehículo en el que viajaba Murashov, a quien detuvieron, vendaron los ojos y llevaron a un lugar desconocido.

«Por el momento todavía no hay información sobre el paradero y el destino de Ihor Murashov», agrega el comunicado.

Kotin recuerda que Murashov es «el principal y máximo responsable de la seguridad nuclear y radiológica de la central nuclear de Zaporiyia» y subraya que «su detención supone una amenaza para el funcionamiento de la mayor central nuclear de Europa».

Exige a los militares rusos que controlan la central de Zaporiyia y a los empleados de la empresa estatal rusa Rosatom, «también presentes ilegalmente» en las instalaciones, «poner fin a los actos de terrorismo nuclear contra la dirección y el personal» de la planta.

Asimismo les insta a «liberar de inmediato» a Murashov y «devolverlo a sus funciones oficiales para mantener el funcionamiento seguro» de la central nuclear.

Uso de armas nucleares de baja intensidad

El líder de Chechenia, Ramzán Kadírov, abogó por «medidas más radicales» en Ucrania por parte de Rusia, incluido el empleo de «armamento nuclear de baja potencia».

«Bajo mi punto de vista, hay que tomar medidas más radicales hasta el punto de declarar la ley marcial en los territorios fronterizos y emplear armamento nuclear de baja potencia», dijo el líder de la república del norte del Cáucaso en su canal de Telegram.

Kadírov, que ha llamado a tomar Kiev y destruir el Estado ucraniano, recomendó al Kremlin ignorar la reacción de Estados Unidos y el resto de países occidentales. «Ya ha dicho y hecho mucho contra nosotros», dijo.

El líder checheno se mostró muy crítico con la retirada del Ejército ruso de la estratégica ciudad de Limán. «Ayer hubo parada en Izium (localidad de Járkov), hoy la bandera (ucraniana) en Limán. ¿Y mañana qué?», escribió.

La movilización rusa se retrasa un mes

Además, Kiev tendrá al menos un mes de respiro. El presidente ruso, Vladímir Putin, aplazó un mes la llamada a filas este otoño debido a la saturación de los centros de reclutamiento por la movilización parcial para la campaña militar en Ucrania, según explicó hoy el Kremlin.

«Ahora las oficinas de alistamiento están muy saturadas por la movilización parcial. Para no agravar aún más esa congestión, se tomó esa decisión», dijo Dmitri Peskov, portavoz presidencial, a la agencia RIA Nóvosti. Peskov se mostró convencido de que dicha decisión permitirá conjugar tanto el flujo de hombres movilizados como el de reclutas que deben cumplir el servicio militar.

Putin llamó a filas a 120.000 personas entre 18 y 27 años, que iniciarán el servicio obligatorio el 1 de noviembre en vez del primero de octubre, como es tradición. Esa leva otoñal también incluye a 7.000 rusos menos que hace un año, aunque nadie ha explicado por el momento el motivo de esa reducción.

Los militares encargados de la movilización parcial explicaron que dichos reclutas no participarán en la «operación militar especial» en Ucrania. No obstante, esa promesa ya fue incumplida al principio de la campaña y, según la prensa, nadie puede descartar que una vez concluyan el servicio militar esos reclutas, que pasarían a la reserva, sean automáticamente desplegados en el país vecino.

Según la ley rusa, los reclutas no pueden ser desplegados en un país extranjero, a no ser que el jefe del Kremlin declare la ley marcial.