Putin firma la anexión de los territorios ucranianos ocupados

La Voz AGENCIAS

INTERNACIONAL

Putin y los líderes prorrusos de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia celebran la anexión de estos territorios a Rusia.
Putin y los líderes prorrusos de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia celebran la anexión de estos territorios a Rusia. SPUTNIK | REUTERS

La Unión Europea y el grueso de la comunidad internacional no reconocerán dicha unión

30 sep 2022 . Actualizado a las 21:50 h.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, firmó este viernes los tratados de anexión con los líderes de las regiones ucranianas ocupadas de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia. En la ceremonia de la firma, que tuvo lugar en la sala San Jorge del Gran Palacio del Kremlin, participaron los líderes separatistas de los cuatro territorios ucranianos, Denis Pushilin, Leonid Pásechnik, Vladímir Saldo y Yevgueni Balitski, respectivamente.

Tras la firma, los centenares de invitados aplaudieron, mientras que el mandatario ruso estrechó la mano a los cuatro jefes prorrusos y sonó el himno de Rusia. Tras la última nota, Putin, Pushilin, Paséchnik, Saldo y Baliski juntaron sus manos y formaron un semicírculo para vocear «Rusia, Rusia, Rusia». Los presidentes de la Duma del Estado o Cámara Baja, Viacheslav Volodin, y del Senado, Valentina Matviyenko, los miembros del Gobierno ruso, diputados, senadores, líderes religiosos y gobernadores, entre otros, se pusieron de pie y se sumaron a viva voz al grito.

La firma de la anexión de estas regiones del este y sur de Ucrania, que Rusia solo controla parcialmente, se produjo después de que Putin pronunciara un discurso de 38 minutos de duración en el que defendió la elección «inequívoca» de los ciudadanos de las cuatro provincias, pidió a Ucrania que cese de inmediato el fuego y prometió que defenderá el territorio ruso con todos los medios.

Se trata de la tercera anexión por parte de Rusia de un territorio ucraniano en algo más de ocho años, después de la que efectuó con la península de Crimea en marzo del 2014.

Al igual que entonces, cuando los crimeos celebraron un referendo de anexión, que contó con el apoyo del 96,77 % de los votantes, según la versión rusa, en este 2022 también se produce la absorción de las cuatro provincias ucranianas ocupadas tras pseudoconsultas.

Entre el 87% y el 99 % de los ciudadanos respaldaron la anexión de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón a Rusia, según las autoridades prorrusas. Rusia se anexiona en torno al 15 % del territorio de Ucrania o unos 100.000 kilómetros cuadrados, algo más que la extensión de países como Hungría y Portugal o algo menos que la de Bulgaria.

También efectúa este movimiento, considerado ilegal y nulo por la comunidad internacional tras decretar el pasado día 21 una movilización parcial de 300.000 reservistas para reforzar las tropas rusas en Ucrania. La práctica totalidad de la comunidad internacional, al igual que Ucrania, ya han afirmado que no reconocerá la anexión. Ni siquiera socios tradicionales de Moscú como China, la India o Serbia apoyan este movimiento de Putin.

Batalla por «la gran Rusia histórica»

Putin aseguró en su discurso que el colapso de la hegemonía occidental es «irreversible» y que Rusia tiene su propio destino. «El colapso de la hegemonía occidental, que ha comenzado ya, no tiene vuelta atrás», dijo.

El líder ruso afirmó que el mundo ha entrado en una fase de «transformaciones revolucionarias» con nuevos centros de desarrollo, que cada vez serán más numerosos. Asimismo, afirmó que los tiempos del «dictado» y el mundo unipolar han quedado en el pasado.

Agregó que Moscú tiene muchos partidarios por todo el mundo y «siente su apoyo». También pidió unidad a los rusos para que nadie piense que puede «borrar» de la historia a Rusia y su cultura. «Vuelvo a repetir: las cosas ya no serán como antes. El campo de batalla al que nos han citado el destino y la historia es el campo de batalla por nuestro pueblo y la gran Rusia histórica», enfatizó.

Defender la patria

«Defenderemos nuestra tierra con todas las fuerzas y medios de los que disponemos y haremos todo para garantizar la vida segura de nuestra gente. En esto radica la gran misión liberadora de nuestro pueblo», incluyó Putin. El mandatario acusó a Occidente de buscar desde hace tiempo y continuar buscando la desintegración de Rusia, un proceso que consideraba inevitable tras la desintegración de la Unión Soviética.

Según Putin, Occidente «no puede vivir tranquilo al ver que en el mundo existe un país tan grande y extenso, con todos estos territorios, riquezas naturales, recursos, y un pueblo que no sabe vivir y que nunca vivirá bajo órdenes ajenas».

El presidente ruso denunció que Occidente destruye los estados que no están dispuestos a ceder su soberanía. «Para ellos es de importancia crítica que todos países cedan su soberanía a EE.UU.», alertó. Putin afirmó que mientras «las cúpulas dominantes de unos estados aceptan voluntariamente el papel de vasallos, otros compran, amedrentan y si eso no funciona, destruyen estados enteros, dejando tras sí catástrofes humanitarias, desastres, ruinas y millones de destinos humanos truncados y destruidos».

Además, acusó a Occidente de buscar la privación total y absoluta de la soberanía a los pueblos: «De allí proviene su agresividad en contra de los estados independientes, los valores tradicionales y las culturas autóctonas. Ellos no quieren que seamos libres, quieren que seamos una colonia», añadió. Algo que, según Putin, se aprecia claramente en Ucrania.

«Nuestros compatriotas, nuestros hermanos y hermanas en Ucrania, parte intrínseca de nuestro pueblo único, pudieron ver con sus propios ojos lo que deparan las cúpulas de Occidente a toda la humanidad. Ahí se quitaron la máscara, mostraron su verdadera naturaleza», dijo.

Vuelta a las negociaciones 

Putin llamó a Ucrania en otra parte de su alocución a poner fin de inmediato a la guerra y volver a la mesa de negociaciones, pero advirtió de que la opción de unirse a Rusia hecha por las repúblicas prorrusas es «definitiva».

«Llamamos al régimen de Kiev a cesar de inmediato el fuego, poner fin a las acciones militares, a la guerra que desató en el 2014 y volver la mesa de negociaciones», dijo Putin en un discurso previo a la firma de los tratados de anexión con cuatro regiones ucranianas en la sala San Jorge del Gran Palacio del Kremlin.

Putin enfatizó que las actuales autoridades de Kiev «deben respetar esta libre expresión de la voluntad popular», en alusión a los resultados de los referendos de incorporación a Rusia en esos cuatro territorios, condenados por Ucrania y la práctica totalidad de la comunidad internacional. «Esa es la única vía hacia la paz» sentenció.

Además de la anexión, Putin ha firmado un decreto que simplifica el proceso para otorgar la nacionalidad rusa a todos aquellos extranjeros y apátridas que se unan a las Fuerzas Armadas rusas en el marco de la invasión de Ucrania. Los extranjeros que firmen un contrato con el Ejército ruso por un período de tiempo de al menos un año y resulten heridos durante su participación en operaciones militares durante al menos seis meses obtendrán la nacionalidad. Asimismo, las mujeres, padres e hijos de aquellos que mueran en acto de servicio podrán solicitar la nacionalidad mediante un procedimiento simplificado, según ha recogido la agencia de noticias Interfax. 

Bruselas responde: «No cambia nada»

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha asegurado que el anuncio del presidente ruso de anexionarse las regiones ucranianas ocupadas «no cambia nada».

«Todos los territorios ocupados ilegalmente por los invasores rusos son ucranianos y serán siempre parte de esta nación soberana», ha valorado la jefa del Ejecutivo europeo en un mensaje en redes sociales tras el anuncio del presidente ruso en un acto en el Kremlin.

En la misma línea, el Alto Representante de la UE para Política Exterior y vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell, ha afirmado que el paso dado por Moscú es una «gran ruptura» del Derecho Internacional y una violación de la Carta de las Naciones Unidas.

«Ningún referendo falso puede justificar esto. La integridad territorial y la soberanía de Ucrania no son negociables», ha afirmado el ex ministro español en otro mensaje, en el que ha insistido en el apoyo firme y continuo de la UE a Ucrania.

Por su lado, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha subrayado que la UE no reconocerá ahora ni en el futuro las consultas «falsas» ni la anexión «ilegal». En un comunicado a los pocos minutos del anuncio de Putin, los líderes de la UE han expresado este viernes su condena de la anexión rusa y han prometido redoblar las sanciones contra Moscú.

Entretanto, la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, ha insistido en que Europa no reconocerá los «referendos falsos» ni la anexión «ilegal» por parte del Kremlin. «Estamos junto a Ucrania», ha señalado.

También se ha unido al rechazo de la anexión el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha manifestado que «España y Europa nunca reconocerán la anexión ilegal de territorios ucranianos»

Una multitud asiste a un concierto en las calles de Moscú con motivo de la anexión de los territorios ucranianos.

Lluvia de sanciones a Rusia tras anexionarse los territorios ucranianos ocupados

La Voz

Tanto el Departamento de Estado de EE.UU. como Reino Unido anunciaron este viernes nuevas sanciones contra funcionarios del Gobierno ruso tras la anexión de cuatro territorios ucranianos firmada este viernes por el presidente de Rusia, Vladímir Putin. 

La oficina norteamericana detalló en un comunicado que cientos de individuos, incluidos miembros del Ejército ruso y bielorruso, estarán sujetos a restricciones de visado, mientras que otros centenares recibirán sanciones económicas por parte del Departamento del Tesoro.

El Departamento de Estado ya avisó el martes de que impondría nuevas sanciones a Rusia si finalmente se anexionaba los territorios ucranianos de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, controladas por las fuerzas rusas tras la invasión ordenada por Putin en febrero.

Seguir leyendo