Yair Lapid suma puntos en las encuestas electorales en Israel tras la ofensiva en Gaza

La Voz / Agencias

INTERNACIONAL

POOL | REUTERS

Los bombardeos de la llamada Operación Amanecer mataron a 44 personas, entre ellas dos de los principales líderes de la YIP y 15 menores

09 ago 2022 . Actualizado a las 13:45 h.

El primer ministro en funciones de Israel, Yair Lapid, ha consolidado su perfil político y suma puntos en las encuestas de cara a las elecciones previstas para el 1 de noviembre tras la ofensiva militar de tres días sobre Gaza, vista como un éxito por la opinión pública israelí.

Según tres sondeos publicados anoche por tres canales israelíes -la pública Kan, Channel 12 y Channel 13-, el bloque de la oposición, encabezado por el ex primer ministro Benjamín Netanyahu, perdería la mayoría de 62 diputados que le otorgaban encuestas previas a la Operación Amanecer.

Los nuevos sondeos, realizados después del alto el fuego, dejan al bloque de derechas pro-Netanyahu (Likud, Partido Sionista-Religioso y partidos ultra ortodoxos) con 59 diputados en un Parlamento de 120 escaños, insuficientes para volver al gobierno después de 15 años al frente del país.

En concreto, el Likud de Netanyahu obtendría 33-34 diputados; mientras que el partido Yesh Atid liderado por Lapid sube a 22-24 escaños, pero sus opciones para gobernar aún son limitadas porque necesitaría una amplia coalición de partidos, como ya lograra en junio del 2021, aunque el resultado fue un Ejecutivo frágil que solo sobrevivió un año.

Israel emprendió el pasado viernes una «operación preventiva» contra la Yihad Islámica Palestina en Gaza, alineada con Irán, que supuso tres días de intenso intercambio de fuego hasta la firma de un alto el fuego, mediado por Egipto, la noche del domingo.

Los bombardeos israelíes mataron a los dos principales líderes militares de la YIP en la franja, Taysir al Yabari y Khaled Mansur, descabezando a la organización; mientras que los más de 1.200 cohetes lanzados desde Gaza no causaron víctimas en Israel.

Por ello, tanto el gobierno israelí liderado por Lapid, como la opinión pública, valoraron como un éxito la ofensiva, que causó en el enclave la muerte de 44 personas, entre ellas 15 menores, y 360 heridos.

Las últimas encuestas arrojan que el 58 % de los israelíes consideraron que la Operación Amanecer fue un éxito y el 63 % opinó que estuvo bien manejada por Lapid y el ministro de Defensa, Benny Gantz, cuyo partido -una alternativa de centro-derecha al Yesh Atid- obtendría 11-12 escaños si los comicios fueran ahora.

En general, el 68 % de los encuestados -de los que el 70 % se identificó con la derecha representada por Netanyahu- aprobó la gestión de Lapid; mientras que Gantz obtuvo un índice de aprobación aún mayor, del 73 %.

Aunque Lapid haya reducido su brecha con Netanyahu -su principal rival en los comicios y con quien mantuvo una insólita reunión el sábado para abordar la ofensiva-, el ex primer ministro lidera la percepción pública como candidato preferido, con un respaldo del 42 % frente al 31 % del actual jefe de gobierno.

Solo el 23 % ve a Gantz como el candidato ideal para gobernar Israel, según el sondeo de Channel 12.