El diálogo entre EE.UU. y Rusia no despeja la amenaza de guerra sobre Ucrania

R. M. Mañueco, J. C. Barrena MOSCÚ, BERLÍN / COLPISA

INTERNACIONAL

Blinken reitera a Lavrov que la OTAN responderá ante cualquier agresión, aunque acepta volver a reunirse la semana próxima

22 ene 2022 . Actualizado a las 16:53 h.

Estados Unidos y Rusia acordaron este viernes mantener viva la vía diplomática, sin despejar la amenaza de guerra sobre Ucrania. De la reunión de 90 minutos en Ginebra de los jefes de las diplomacias de Rusia y EE.UU., Serguéi Lavrov y Antony Blinken, respectivamente, no salió un resultado concreto más allá de la voluntad de volver a reunirse la semana próxima para tratar de poner fin a las graves tensiones causadas por la situación prebélica.

Tras el encuentro, Blinken insistió en que Rusia debe retirar las tropas que tiene emplazadas junto a la frontera con Ucrania y amenazó una vez más con que la OTAN reaccionará a cualquier invasión rusa. «Estamos haciendo todo lo posible para dejar claro a Rusia que habrá, como dije, una respuesta rápida, severa y unida a cualquier forma de agresión», dijo en rueda de prensa.

Lavrov, por su parte, reiteró que Rusia no tiene la menor intención de atacar Ucrania. Su colega estadounidense replicó que «si Rusia quiere empezar a convencer al mundo de que no tiene ninguna intención agresiva, un buen punto de partida sería la retirada de tropas de la frontera ucraniana». Esta vez, el secretario de Estado norteamericano añadió otro aviso: Washington reaccionará con un aluvión de sanciones incluso en el caso de «agresión no militar»