Los países bálticos instan a la UE a usar el Nord Stream 2 para presionar a Rusia

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

Olaf Scholz, a su llegada a la cumbre europea
Olaf Scholz, a su llegada a la cumbre europea Kenzo Tribouillard | Reuters

Los Veintisiete insisten en que habrá graves sanciones si invade Ucrania

17 dic 2021 . Actualizado a las 09:04 h.

Los líderes de la Unión Europea advirtieron este jueves de posibles sanciones políticas y económicas a Rusia si agrede a Ucrania en el comienzo de una cumbre europea que tiene como principal asunto el refuerzo militar ruso en su frontera con ese país. Los líderes de los países bálticos fueron incluso más allá y defendieron que la Unión Europea debe considerar entre esas medidas de presión contra Moscú la posibilidad de cancelar el proyecto del gasoducto Nord Stream 2.

Por lo pronto, las autoridades alemanas señalaron este jueves que la decisión sobre la certificación de esta infraestructura energética, controlada por el gigante gasístico ruso Gazprom y que transporta directamente gas ruso hacia Europa occidental a través de Alemania sin pasar por Ucrania, no se tomará antes de mediados del 2022. Tres días antes, la nueva ministra de Exteriores germana, la ecologista Annalena Baerbock, ya había precisado que la certificación del Nord Stream 2 no depende solo de cuestiones formales y recordó que el anterior Gobierno alemán acordó con EE.UU. que «si continúa la escalada, este gasoducto no puede empezar a operar sin más», en referencia a las tensiones en la frontera entre Ucrania y Rusia.

A su llegada este jueves a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE, el primer ministro de Letonia, Krisjanis Karins, insistió en que los Veintisiete tienen que considerar «un amplio rango» de posibilidades. «Para que la UE y Occidente disuadan a Rusia de realizar una escaldada militar deben estar claras las sanciones y repercusiones de sus acciones», subrayó. Según el mandatario letón, la concentración militar rusa frente a la frontera ucraniana ha hecho que la UE entienda la amenaza que representa Moscú y vinculó esta crisis a la tensión migratoria en Bielorrusia o los problemas de suministro de gas en Europa.

«Lo importante en este caso es actuar de forma disuasoria, lo que queremos evitar a toda costa es una situación militar en Ucrania y eso se obtiene mejor ahora con sanciones económicas dolorosas contra Rusia si escala la crisis», añadió.

En la misma línea, el presidente lituano, Gitanas Nauseda, defendió que la UE haga «todo lo que tenga en sus manos» para evitar una degradación de la situación y señaló que el bloque debe estar preparado para un escenario de intervención militar contra Ucrania.

El alto representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, no quiso dar detalles de las opciones que baraja la diplomacia comunitaria para responder a Rusia, pero sí se mostró convencido de que la propuesta que plantee contará con el consenso necesario para salir adelante durante la cumbre, que es la primera para cuatro mandatarios: el canciller alemán, Olaf Scholz; el austríaco, Karl Nehammer; la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, y el primer ministro búlgaro, Kiril Petkov.

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo este jueves que la Alianza no ve indicios de una desescalada de la crisis. «No vemos señales de que esta acumulación [de fuerzas militares] se esté deteniendo o desacelerando. Al contrario, continúa. Esta acumulación no tiene justificación. Es provocadora, es desestabilizadora y socava la seguridad en Europa», afirmó en una rueda de prensa junto al presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski.

Moscú tacha de hostil la decisión de Berlín de expulsar a dos diplomáticos rusos

El canciller alemán, Olaf Scholz, defendió este jueves la expulsión de dos diplomáticos rusos ordenada poco después de que un tribunal germano condenara a cadena perpetua a un agente de los servicios secretos de Rusia por el asesinato de un asilado georgiano-checheno, en un céntrico parque de Berlín. El Kremlin tachó de «hostil» la medida, tras mantener que no tuvo nada que ver con el crimen ocurrido en el 2019.

«Ese asesinato cometido por orden del Estado ruso supone una grave violación del Derecho alemán y la soberanía de la República Federal», advirtió la nueva ministra alemana de Exteriores, la verde Annalena Baerbock. En todo caso, reconoció que las relaciones bilaterales entre Rusia y Alemania sufren una grave crisis.

Nada más conocerse el miércoles la sentencia, Exteriores llamó a consultas al embajador de Rusia en Berlín, Serguéi Netchayev, a quien se le comunicó que dos de sus diplomáticos habían sido declarados personas non gratas y que debían abandonar el país. Varios medios alemanes afirman que los dos expulsados son agentes del servicio de inteligencia rusa FSB, sucesor del KGB. Netchayev anunció que su país reaccionará igualmente a la sentencia del tribunal berlinés. «Se trata claramente de un acto hostil que no quedará sin respuesta», dijo, quien no quiso detallar la posible reacción de Moscú, aunque es de esperar que expulse a su vez a dos diplomáticos alemanes.