Burkina Faso revisa su pasado en el juicio por el asesinato del Ché Guevara africano

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

Joe Penney | REuters

Acusan el expresidente Campoaré de matar a su amigo Sankara

12 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Catorce personas, entre ellas el expresidente Blaise Compaoré, son juzgadas desde ayer en Burkina Faso por el asesinato en 1987 del líder revolucionario e icono del panafricanismo Thomas Sankara, acribillado en un golpe de Estado contra el revolucionario marxista que presidió el país desde 1983 hasta su muerte.

Sankara fue asesinado junto a doce oficiales tras ser capturado después del golpe y su cadáver fue desmembrado y enterrado en una tumba anónima. Fue sucedido por Compaoré, quien permaneció en el poder hasta octubre del 2014, cuando huyó del país en medio de multitudinarias protestas contra su intención de modificar la Constitución para presentarse a la reelección.

Compaoré, exiliado desde entonces en Costa de Marfil, no tiene intención de acudir al juicio mientras su defensa argumenta que tiene «inmunidad» frente al proceso. Las autoridades burkinesas le acusan concretamente de atentado contra la seguridad del Estado, complicidad en un asesinato y ocultación de cadáveres. Del juicio también estará ausente el jefe de seguridad de Compaoré, Hyacinthe Kafando, otro de los acusados.