La campaña de Scholz se complica por el caso que salpica a su ministerio

Pablo L. Barbero BERLÍN / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

MICHELE TANTUSSI | Reuters

El favorito a sustituir a Merkel tuvo que comparecer este lunes en el Bundestag

21 sep 2021 . Actualizado a las 09:11 h.

La campaña para las elecciones alemanas entra en su fase final y no está exenta de inesperados giros de guion. Lo que parecía un fácil camino hacia la victoria para el candidato socialdemócrata Olaf Scholz -quien lidera las encuestas desde hace semanas- podría torcerse en el último momento. Todo depende de cómo digiera la opinión pública alemana su comparecencia este lunes ante una comisión parlamentaria sobre un incómodo caso que salpica al Ministerio de Finanzas que él dirige.

El candidato del partido socialdemócrata SPD se vio obligado a justificar ante la comisión de Finanzas del Bundestag por qué funcionarios de su ministerio no transmitieron a la Justicia información sobre una operación de presunto blanqueo de dinero. La investigación incluyó un aparatoso registro en la sede ministerial el 9 de septiembre que la cúpula de su partido no dudó en calificar de maniobra electoral «desesperada» para truncar su previsible victoria sobre el candidato conservador Armin Laschet.

La unidad de inteligencia financiera (FIU, por sus siglas en inglés) está encargada de perseguir casos de blanqueo de dinero y depende de Aduanas, departamento a su vez adscrito al Ministerio de Finanzas de Scholz. La Fiscalía reclama a esta unidad información sobre el intercambio de correos electrónicos entre la FIU y Finanzas para tratar de esclarecer si dicho departamento no transmitió demasiado tarde a la Policía o la Justicia datos de transferencias bancarias sospechosas.