Johnson afronta otro escándalo por los nexos de sus ministros y los empresarios

Juan Francisco Alonso LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

HOLLIE ADAMSPOOL

La titular de Interior se ha colocado en el punto de mira por reunirse supuestamente con directivos de grandes hoteles y aerolíneas

13 sep 2021 . Actualizado a las 08:52 h.

El Partido Conservador británico se autodenomina como el «partido de los negocios», ya que históricamente ha buscado impulsar la iniciativa privada. Aunque lo anterior no es noticia, las relaciones, no siempre transparentes, que algunos tories tienen con los empresarios le valen de tanto en tanto un escándalo al Gobierno. El último estalló este domingo y salpica a la siempre polémica ministra del Interior, Priti Patel, quien se ha puesto en la mira por organizar una reunión entre empresarios. La cita se celebró 1 de agosto en el hotel Hilton Garden Inn del aeropuerto londinense de Heathrow y en ella participaron Surinder Arora, fundador de una de las cadenas hoteleras más grandes del Reino Unido; Paul Griffiths, un directivo de los aeropuertos de Dubái, y Lisa Tremble, directora comercial de British Airways. Patel y el ministro de Comercio, Kwasi Kwarteng, también estuvieron presentes, reveló el diario The Sunday Mirror.

 El periódico sostiene que Patel y Kwarteng habrían estado solos, sin ningún acompañante de sus despachos, algo que, de ser cierto, supondría una violación a las normas que rigen la conducta de los miembros del Gabinete. Sin embargo, desde el Home Office (Ministerio del Interior) aseguraron que el encuentro fue privado y que se trató de un almuerzo. Asimismo, prometieron que en los próximos días «se publicarán detalles de la reunión, como siempre se hace, en cumplimiento de la ley». Desde la aerolínea también calificaron la cita como un «almuerzo informal» y negaron que se hubiera discutido algún asunto comercial.

 Una «reincidente»

Las explicaciones, no obstante, no han satisfecho a la oposición laborista, la cual ha pedido la cabeza de Patel. «La ministra es una reincidente que no respeta el código [de ética] ministerial. Es hora de que el primer ministro [Boris Johnson] le quite la protección que le permite salirse con la suya. Este almuerzo secreto de cabildeo es la tercera violación al código que comete la ministra», afirmó la vicelíder laborista Angela Rayner, quien pidió que la funcionaria sea investigada.