Los talibanes cantan victoria tras el fin de veinte años de ocupación extranjera

La Voz REDACCIÓN | AGENCIAS

INTERNACIONAL

Las fuerzas talibanes patrullan en una pista del aeropuerto de Kabul un día después de la retirada de las tropas estadounidenses.
Las fuerzas talibanes patrullan en una pista del aeropuerto de Kabul un día después de la retirada de las tropas estadounidenses.

Afganistán amanece bajo un régimen islámico represivo y una grave crisis humanitaria. Joe Biden resalta la evacuación y asegura que no quería «extender una guerra eterna». EE.UU. hizo un acuerdo secreto con los talibanes para que estos escoltaran a grupos de norteamericanos hasta el aeropuerto de Kabul

31 ago 2021 . Actualizado a las 22:05 h.

Afganistán amaneció ayer en una nueva era bajo un régimen islámico represivo y una grave crisis económica y humanitaria, un día después de que Estados Unidos pusiera fin a la guerra más larga de su historia: la ocupación duró 20 años, costó más de 2 billones de dólares, se cobró más de 170.000 vidas y culminó con una toma de poder por parte de los mismos insurgentes que había tratado de eliminar.

Mientras los talibanes cantaron «victoria frente al imperialismo», el presidente norteamericano, Joe Biden, sacó esta noche pecho de la evacuación de Afganistán de estadounidenses y de sus aliados. «Hemos completado una las mayores evacuaciones aéreas de la historia, con más de 120.000 personas puestas a salvo. Ese número es más del doble de lo que la mayoría de los expertos decían que es posible. Ninguna nación ha hecho algo así en toda la historia», dijo en un discurso en la Casa Blanca. Biden subrayó que la evacuación fue una «misión de piedad» y «no de guerra».

El presidente de EE.UU. también señaló que la «verdadera decisión» respecto a Afganistán era si las tropas debían «retirarse o escalar» de nuevo su implicación en el país centroasiático, y aseguró que no quería «extender una guerra eterna».