El nuevo censo muestra que la población blanca en Estados Unidos ha dejado de crecer

Mercedes Gallego NUEVA YORK / COLPISA

INTERNACIONAL

Central Park, en Nueva York
Central Park, en Nueva York JASON SZENES | Efe

La baja natalidad de los «millennials» y la epidemia de opiáceos ha mermado la raza, frente al imparable aumento de hispanos y asiáticos

12 ago 2021 . Actualizado a las 20:25 h.

Se sabía que Estados Unidos caminaba hacia la diversidad racial y que un día los blancos acabarán siendo minoría, lo que explica la creciente animadversión hacia la inmigración. Lo que no se sabía es que ocurrirá como con el cambio climático, que va mucho más rápido de lo que se pensaba.

Los datos del nuevo censo que publicó este jueves y que se recogen solo una vez por década, revelan, según ha anticipado el diario The Washington Post, que el proceso se está acelerando. Durante los últimos cuatro años se habían registrado un millón de blancos de menos al año, lo que es suficiente para eliminar cualquier crecimiento de la población blanca entre el 2010 y el 2016. Eso significa que los blancos se convertirán en minoría ocho años antes de lo que se esperaba. La epidemia de opiáceos y el bajo índice de natalidad en la generación de millennials son las principales razones, según dijo al rotativo William Frey, analista demográfico del centro independiente Brookings Institution.

Si se confirma el adelanto, la población blanca cae por primera vez por debajo del 60 % entre los menores de 18 años. A este ritmo las parejas blancas verán pronto a sus hijos ir a escuelas donde son minorías y en las que jugarán con un gran número de niños hispanos. Mientras el porcentaje de afroamericanos se mantiene estable y el de los anglosajones disminuye, el de los asiáticos se ha doblado desde un módico 3 % y el de los hispanos representa la mitad de todo el crecimiento del país. Desde el último censo del 2010 habría alcanzado hasta un 20 %, al ritmo de un millón más cada año. Y eso que el Gobierno de Donald Trump hizo todo lo posible para limitar la respuesta de los hispanos al cuestionario del censo que se llevó a cabo casa por casa entre el 2019 y el 2020.