El Gobierno alemán aprueba una partida de 200 millones para los afectados por las inundaciones

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

El ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, durante la rueda de prensa de esta mañana
El ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz, durante la rueda de prensa de esta mañana ANDREAS GORAPOOL

Los estados federados damnificados deberán duplicar la partida, que podrá ser aumentada en caso de que no resulte suficiente

21 jul 2021 . Actualizado a las 18:50 h.

El Consejo de Ministros alemán aprobó este miércoles una partida de 200 millones de euros de ayuda inmediata para los afectados por las inundaciones en el oeste del país, en las que han muerto al menos 170 personas. Esa partida deberá ser duplicada por ayudas provenientes de los estados federados damnificados, con lo que se elevará a 400 millones.

«Las ayudas inmediatas son para la gente que lo ha perdido todo. Es importante que sea rápida y sin burocracia», recalcó el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, en una comparecencia ante la prensa.

Los estados federados y las autoridades locales asumirán la logística para realizar los pagos de las ayudas a las personas afectadas. Scholz explicó que en caso de que los 400 millones no sean suficientes se podrán aumentar las partidas. Además, se deberá aprobar un programa para la reconstrucción de infraestructuras en las regiones afectadas. Sobre ese programa, según el ministro, se empezará a debatir cuando haya mayor claridad acerca de los daños totales, que se estiman en miles de millones de euros.

Las inundaciones se produjeron la semana pasada debido a fuertes y constantes lluvias que afectaron ante todo a los estados federados de Renania del Norte-Westfalia y de Renania-Palatinado. El número de muertos todavía puede aumentar, según confirma la vicepresidenta del Servicio de Ayuda Técnica, Sabine Lackner. «Seguimos buscando desaparecidos mientras limpiamos las calles o sacamos el agua de los sótanos. Pero, lamentablemente, en este momento lo más probable es que ya solo podamos encontrar cadáveres», declaró Lackner a medios del grupo RND.

La policía de Coblenza, que llegó a hablar de 1.300 desaparecidos, aunque advirtió de que en muchos casos podía tratarse de personas incomunicadas, cifra ahora en 155 las personas que siguen sin ser halladas en el valle del río Ahr. En esa misma zona es donde se ha registrado la mayor parte de víctimas mortales, 117, recoge Efe.

Lackner criticó que se haya abierto ahora un debate acerca de la mejora de los sistemas de alarmas y sobre posibles responsabilidades ante la tragedia por considerar que es demasiado pronto para ello. «Naturalmente tenemos que analizarlo todo. Pero esta polémica me parece desafortunada apenas cuatro días después de la tragedia. Hay gente que está ante las ruinas de su existencia. Para el debate se necesita tranquilidad y también la presencia de los expertos, que ahora están dedicados a trabajos de rescate», aseguró.