Nuevo golpe a Cosa Nostra tras detener a un histórico clan siciliano

La Voz READACCIÓN

INTERNACIONAL

Agentes del Arma de Carabineros en Italia
Agentes del Arma de Carabineros en Italia REMO CASILLI | Reuters

Todos están acusados de delitos como asociación mafiosa, extorsión y tenencia ilícita de armas

20 jul 2021 . Actualizado a las 11:33 h.

Italia detuvo hoy a 16 miembros del clan que controla los suburbios Ciaculli y Brancaccio de la capital siciliana de Palermo (sur), uno de los más históricos y combativos del lugar, y desbarataron su red de extorsión, mermada por la pandemia.

La Policía y el Arma de Carabineros (militarizado) ejecutaron esta mañana una operación conjunta contra la cúspide y los «soldados» del clan, acusados todos de delitos como asociación mafiosa, extorsión y tenencia ilícita de armas.

«Ha sido identificada la cúspide del mandamento (zona de influencia de un clan). Se trata de una de las organizaciones más aguerridas e históricas de Palermo», celebró el general de los Carabineros, Arturo Guarino.

La operación ha permitido desvelar los vínculos de este importante clan de Cosa Nostra con otras organizaciones criminales del mundo, sobre todo las de Estados Unidos, pero también ha vuelto a mostrar las extorsiones con las que la mafia asfixia a la ciudad de Palermo.

El «pizzo»

En una llamada interceptada se escucha a un detenido, Maurizio Di Fede, excusarse con la esposa de un mafioso encarcelado por no poder recabar dinero a causa del cierre de las tiendas en el confinamiento.

No obstante, explican los Carabineros, los dueños de los pocos negocios que pudieron abrir durante el confinamiento, de primera necesidad y con pingües beneficios, «fueron obligados a desembolsar el pago mafioso», se lee en un comunicado.

Entre los detenidos hay importantes capos como Giuseppe Greco, de 63 años, hijo de Salvatore Greco, alias «el senador» y sobrino de Michele Greco, «el papa». También se arrestó a Ignazio Ingrassia (71), su consejero, y al mafioso Giuseppe Giuliano (58).

Especialmente importante es la figura de Ingrassia, que actuaba como vínculo entre los «hombres de honor» sicilianos con la Cosa Nostra de Nueva York.