La Fiscalía de Manhattan pone en la palestra a la Organización Trump por evasión de impuestos

Mercedes Gallego NUEVA YORK / COLPISA

INTERNACIONAL

Allen Weisselberg, con mascarilla blanca, en el centro, este jueves, antes de su comparecencia ante un juez de Manhattan
Allen Weisselberg, con mascarilla blanca, en el centro, este jueves, antes de su comparecencia ante un juez de Manhattan ANDREW KELLY

La empresa del expresidente estadounidense disfrazaba parte de los salarios de sus ejecutivos en complementos como pisos, coches y hasta la universidad de hijos y nietos

02 jul 2021 . Actualizado a las 10:59 h.

Donald Trump se rodea de leales. Son sus cortafuegos, aquellos que le hacen el trabajo sucio y dan la cara por él. Los que no le hacen preguntas, los que entienden lo que dice con un solo gesto y, sobre todo, los que nunca le delataran. Su brutal ascenso a la política ha puesto en el ojo público décadas de turbias prácticas empresariales en el mercado inmobiliario, pero también ha puesto a prueba la fidelidad de sus leales.

Uno de ellos, Alllen Weisselberg, el director financiero de la organización y antiguo tesorero de la misma, se entregó este jueves a la justicia al ser imputado en un caso de evasión fiscal que muchos ven como un acto de presión para forzarle a colaborar en otras acusaciones contra su jefe, que no está imputado, solo su empresa. La táctica le funcionó al fiscal especial de la trama rusa Robert Mueller, pero el fiscal de Manhattan Cyrus Vance tiene peores perspectivas porque Allen Weisselberg salió poco después libre sin fianza. No sentirá el aislamiento de la cárcel que experimentaron Roger Stone, Paul Manafort, Rick Gates, Michael Flynn y Michael Cohen, entre otros.

Trump ha demostrado que premia la lealtad. Stone, Manafort, Flynn y Steve Bannon recibieron clemencia antes de que abandonase la Casa Blanca, pero Roma no paga traidores. Con esos precedentes no es de sorprender que Weisselberg se declarase inocente de los 15 cargos presentados contra él por disfrazar parte de su salario y el de otros empleados entre 2005 y 2016.