La Administración Biden anuncia el primer plan de lucha contra el terrorismo doméstico

Esperanza Balaguer NUEVA YORK/ E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Jacob Anthony Chansley, uno de los fans de Donald Trump que asaltó el Capitolio y seguidor de las disparatadas teorías de QAnon.
Jacob Anthony Chansley, uno de los fans de Donald Trump que asaltó el Capitolio y seguidor de las disparatadas teorías de QAnon. DOUGLAS CHRISTIAN | Europa Press

Varios correos electrónicos revelan las presiones de Trump al Departamento de Justicia para impugnar las presidenciales

15 jun 2021 . Actualizado a las 21:42 h.

La Administración Biden anunció el martes la primera estrategia nacional dedicada en exclusiva a luchar contra el terrorismo doméstico, después de más de dos décadas de Gobiernos centrados en la amenaza internacional de los extremismos islámicos. El fiscal general de Estados Unidos, Merrick B. Garland, fue el encargado de presentar el plan que pone como objetivo principal los movimientos supremacistas blancos y los grupos de milicias armadas que suponen la mayor amenaza para la seguridad nacional.

«Nos centraremos en perseguir la violencia, no la ideología», puntualizó Garland en un discurso en Washington. La iniciativa no incluye nuevas leyes para perseguir la propaganda o la pertenencia a estos grupos por chocar de lleno con la Primera Enmienda de la Constitución, que protege el derecho a la libertad de expresión. La Casa Blanca tiene las manos atadas al respecto.

El plan, de 32 páginas, contempla aumentar la colaboración con las empresas propietarias de las principales redes sociales, contratar a expertos en inteligencia para el Departamento de Justicia y el Departamento de Seguridad Nacional, y mejorar el intercambio de información entre los organismos federales para detectar de forma más efectiva a los extremistas nacionales dispuestos a pasar a la acción. «No podemos prevenir todos los ataques, pero debemos ir a las raíces», dijo Garland.