La OEA sopesa apartar a Nicaragua por las detenciones de los opositores a Ortega

héctor estepa BOGOTÁ / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Agentes de la Policía Nacional, en el exterior de la sede de la Fiscalía General de Nicaragua
Agentes de la Policía Nacional, en el exterior de la sede de la Fiscalía General de Nicaragua CARLOS HERRERA | Reuters

Los principales aspirantes a desbancar al ex líder guerrillero en las presidenciales ya están en prisión

10 jun 2021 . Actualizado a las 21:47 h.

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) envió el miércoles una carta a la presidencia del consejo permanente de la institución para abordar la situación de Nicaragua, después de que cuatro candidatos presidenciales opositores fueran detenidos, en menos de siete días, en el país liderado por el ex guerrillero izquierdista Daniel Ortega.

Almagro denuncia una «alteración del orden constitucional» en el país centroamericano y pide considerar la aplicación del artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana, que apartaría al país de la OEA.

Entre los arrestados en las últimas horas se encuentran también el expresidente de la patronal, José Adán Aguerri, la líder opositora Violeta Granera y el analista político José Pallais. Los detenidos son acusados de «incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos» y «pedir intervenciones militares» extranjeras.

EE.UU., por su parte, ha sancionado económicamente al diputado Edwin Castro, al líder del Banco Central, Ovidio Reyes, al militar Julio Rodríguez y a la diseñadora de moda Camila Ortega, hija de la familia presidencial.

Noche de detenciones en la Nicaragua de Daniel Ortega. La Policía Nacional del país centroamericano arrestó este martes a los candidatos presidenciales opositores Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro, a cinco meses de unos comicios sobre los que se cierne la sombra del fraude.

«Si están viendo este vídeo, es porque he sido incomunicado o capturado. A veces, en la lucha por obtener la libertad definitiva, hay que perderla temporalmente. Esta es una lucha buena. De buenas causas. No dejemos que una dictadura criminal nos quite más nuestros derechos», señaló Chamorro, en un documento que fue grabado minutos antes de su arresto, y después difundido a través de las redes sociales.

Los candidatos han sido detenidos por cargos como «incitar la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares» u «organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo», según rezan las actas difundidas por la Policía.

«Mis manos están limpias. Mi conciencia está limpia, igual que los más de 130 presos políticos que resisten desde las mazmorras, en prisión de conciencia, simplemente por pensar diferente», aseguró el académico Maradiaga, en otro mensaje pregrabado antes de su detención, durante la cual fue duramente golpeado, según sus allegados.

En la madrugada del martes también fue detenido, por «incitar a la injerencia extranjera», José Adán Aguerri, exlíder de la principal organización de la patronal nicaragüense, que había sido criticado, durante años, por un sector de la oposición, que consideraba que pactaba con el Gobierno del exguerrillero izquierdista Ortega.

Las celdas del Chipote

Aguerri fue trasladado a las temidas celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, conocidas como El Chipote, donde fueron encarcelados centenares de opositores durante las protestas antigubernamentales del año 2018, que dejaron, al menos, 355 muertos.

En esas instalaciones está también el candidato presidencial Arturo Cruz, que fue arrestado por «traición a la patria» el sábado, al llegar al aeropuerto proveniente de Estados Unidos.

Las autoridades también arrestaron a Violeta Granera, candidata opositora en las presidenciales del 2016, y mantienen incomunicada y bajo arresto domiciliario a la candidata presidencial Cristiana Chamorro, bajo la acusación de lavado de dinero.

«En los últimos 30 años, nunca he visto nada semejante. Ortega quiere ser Alfredo Stroessner», dijo José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, en referencia al exdictador paraguayo.

«Ortega es un dictador. La comunidad internacional no tiene más opción que tratarle como tal», reclamó EE.UU., a través de la subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental, Julie Chung, mientras el país norteamericano prepara nuevas sanciones contra Ortega.

«Todo este operativo que se está realizando desde la Fiscalía como punta de lanza es eso. Destrozar el aparato de propaganda del imperialismo norteamericano. Vamos a ver qué hacen ahora», dijo, por su parte, el periodista oficialista William Grigsby, defendiendo los arrestos. «¡Vámonos a elecciones! Con candidatos aptos», añadió, asegurando que las acciones contra los opositores no habían acabado.