La Policía de Canadá investiga el atropello mortal «premeditado» de una familia musulmana en Ontario

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

DPA vía Europa Press

Un joven de 20 años atropelló a cinco miembros de una familia en una acera. Un niño de nueve años es el único superviviente. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se muestra «horrorizado» y recalca que «la islamofobia no tiene cabida» en el país

08 jun 2021 . Actualizado a las 10:33 h.

La Policía de Canadá ha informado este lunes de un atropello «premeditado» que acabó con la vida de cuatro miembros de una familia musulmana ocurrido en la ciudad canadiense de Londres, situada en la provincia de Ontario.

A las 20.40 horas de este domingo, un vehículo conducido por un joven de 20 años, subió a una acera en la que paseaban cinco miembros de esta familia y los atropelló. Un niño de nueve años es el único superviviente, quien se encuentra en un hospital con lesiones graves, y las víctimas mortales son dos mujeres, de 74 y 44 años, un hombre de 46 años y una adolescente de 15 años.

Las autoridades han detallado que los investigadores han considerado «que este suceso fue un acto intencional y que las víctimas fueron atacadas debido a su fe islámica». «Hay pruebas de que se trató de un acto planificado, premeditado y motivado por el odio», han añadido.

Asimismo, han indicado que el ciudadano canadiense Nathaniel Veltman, presunto autor de los hechos, ha sido acusado de cuatro cargos de asesinato en primer grado y un cargo de intento de asesinato. Este lunes, el acusado ha comparecido ante un tribunal, informa Europa Press.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se ha mostrado «horrorizado» por el suceso y ha trasladado su apoyo a los afectados por lo que ha descrito como «un acto de odio». «Estamos aquí también para el niño que sigue en el hospital», ha manifestado a través de su cuenta en la red social Twitter.

«A la comunidad musulmana de Londres y a los musulmanes del país, sabed que estamos con vosotros. La islamofobia no tiene cabida en ninguna de nuestras comunidades. Este odio es insidioso, despreciable y debe parar», ha subrayado.

Trudeau ha confirmado además que ha hablado con el alcalde de Londres, Ed Holder, sobre el «odioso y atroz ataque». «Le he hecho saber que seguiremos usar todas las herramientas con las que contamos para combatir la islamofobia y que estaremos ahí para los que están de luto», ha agregado.

Por su parte, Holder ha publicado en un comunicado en el que ha resaltado que «los corazones de Londres están rotos». «Estamos de luto por la familia, tres generaciones de la cual han fallecido», ha dicho, antes de añadir que «reza» por la recuperación del niño herido.