Un líder colono judío, a punto de liderar un Gobierno sostenido por los árabes

mikel ayestaran JERUSALÉN / COLPISA, EFE

INTERNACIONAL

Lapid, Benet y el líder del partido Lista Árabe Unida, Mansur Abas, durante la firma del acuerdo.
Lapid, Benet y el líder del partido Lista Árabe Unida, Mansur Abas, durante la firma del acuerdo. Lista Árabe Unida

Netanyahu insta a los diputados derechistas a rechazar la coalición

03 jun 2021 . Actualizado a las 22:05 h.

Naftali Benet puede convertirse en los próximos días en el nuevo primer ministro de Israel. Para ello será necesario que el Parlamento ratifique el pacto alcanzado in extremis por los ocho partidos que se han unido para acabar con la era de Benjamin Netanyahu. El voto de confianza podría retrasarse hasta el día 14 y hasta entonces Netanyahu hará todo lo posible para que la frágil coalición, en la que los árabes son claves, fracase en su intento y haya diputados que rompan la disciplina de partido y voten en contra.

La amenaza de Benet está en su propio partido, la pequeña fuerza ultraderechista Yamina (que en hebreo significa «a la derecha») que tiene solo siete de los 120 asientos de la Cámara, donde tanto diputados como votantes han mostrado su reparo ante un acuerdo que incluye a un partido islamista y que es considerado una «traición». Nunca antes un partido árabe, que representa a la población de origen palestino, había formado parte de una coalición de Gobierno, de eminente corte sionista. Las fuerzas de seguridad han tenido que reforzar la protección de quien puede ser el sustituto de Netanyahu ante el nivel de las amenazas recibidas. Su casa en Ra’anana, al norte de Tel Aviv, donde vive con su mujer y cuatro hijos, está ahora blindada y es escenario de protestas diarias.

Con el posible ascenso de Benet a la jefatura de Gobierno -en un acuerdo rotatorio con Yair Lapid por el que ocuparía el asiento los dos primeros años- los colonos dan un paso más en su proyecto político y están a punto de situar a quien fuera líder de su consejo al frente de Israel. Benet lideró el Consejo Yesha, organismo que une a las colonias de Cisjordania, pero nunca ha sido un colono y ha mantenido su residencia en Ra’anana.