Alemania reconoce que el Ejército colonial cometió un «genocidio» en Namibia

María Molinos BERLÍN / COLPISA

INTERNACIONAL

Ceremonia del 2018 tras la recuperación de restos de las víctimas del genocidio en Namibia
Ceremonia del 2018 tras la recuperación de restos de las víctimas del genocidio en Namibia HAYOUNG JEON | Efe

Berlín pagará 1.100 millones de euros para el desarrollo del país africano

28 may 2021 . Actualizado a las 19:27 h.

Fue un genocidio y habrá compensación. Esto es lo que anunció este viernes el Gobierno alemán tras cinco años de difíciles negociaciones para tratar de cerrar un oscuro capítulo de su historia: la matanza de decenas de miles de hombres, mujeres y niños de las etnias herero y nama por el Ejército colonial del Imperio alemán entre 1904 y 1908.

El ministro de Asuntos Exteriores germano, Heiko Maas, avanzó en una declaración que Alemania ha alcanzado finalmente un acuerdo con el Gobierno namibio y que, además del reconocimiento de que estas atrocidades, desde el punto de vista actual, deben ser calificadas de «genocidio», Berlín pedirá perdón y desembolsará 1.100 millones de euros para un fondo de desarrollo económico para el país africano. «Estoy contento y agradecido de que haya sido posible lograr un entendimiento con Namibia sobre el capítulo más oscuro de nuestra historia común», aseguró Maas tras reconocer que el acuerdo supone un «gran éxito». Así se ha logrado trazar un «camino común» para una «verdadera reconciliación en la memoria de las víctimas». «A la luz de la responsabilidad histórica y moral de Alemania, pediremos perdón a Namibia y los descendientes de las víctimas», afirmó.

Maas señaló que tanto el «reconocimiento de la culpa» como la «petición de perdón» son un «paso importante» en el proceso de reconciliación, aunque agregó que algo así no se puede hacer realidad por decreto. No obstante, revisar conjuntamente el pasado puede contribuir a la construcción común del futuro, afirmó el ministro de Exteriores. Las relaciones bilaterales entre ambos países, indicó, estaban lastradas «desde hacía tiempo» por esta cuestión.