La familia denuncia que Protasevich fue coaccionado en el vídeo en el que afirma que está bien

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

REUTERS TV

En la grabación confiesa que ha instigado los disturbios en Minsk, cargo penado con hasta 15 años de prisión

25 may 2021 . Actualizado a las 12:31 h.

Por primera vez desde que fue detenido el domingo, tras el aterrizaje forzoso en Minsk de un vuelo entre Atenas-Vilna, el joven disidente Roman Protasevich apareció este lunes en un vídeo en el que afirma que goza de buena salud y que lo trataban bien. Tanto su familia como la ONU y varios dirigentes, entre ellos el presidente Joe Biden, reclena del vídeo y denuncian que parece haber sido realizado bajo coacción. El presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, y el ministro de Exteriores del país, Gabrielius Landsbergis, han ido más allá y aseguran que la grabación podría haber sido «obtenido mediante torturas».

Protasevich, que viste una sudadera con capucha negra y está sentado junto a un paquete de cigarrillos, afirma que «puedo declarar que no tengo problemas de salud, ni del corazón ni de ningún otro órgano. Los agentes [de policía] me están tratando correctamente y de acuerdo con la ley. Actualmente sigo cooperando con la investigación y he confesado haber incitado a disturbios masivos en la ciudad de Minsk». Una confesión que puede acarrearle un cargo que conlleva una pena máxima de 15 años de prisión.

Horas antes, la madre del joven informó a varios medios de que había recibido una llamada de que su hijo había sido hospitalizado debido a un problema cardíaco y que su estado era crítico. «Román tiene problemas de corazón, por lo que no lo enviaron al Ejército. En una ocasión estuvo en estado de preinfarto. Si le hicieron algo, eso pudo provocar un ataque al corazón», comentó al canal Belsat.

Tras la publicación del vídeo, su padre, Dzmitri Protasevich, reaccionó explicando a la agencia Reuters que sus declaraciones había sido resultado de la coacción. «Es probable que tenga la nariz rota, su forma ha cambiado, y que el lado izquierdo de su cara haya sido maquillado», para ocultar algún moratón.«No son sus palabras, no es su entonación habitual. Se puede ver que está nervioso», dijo Dzmitri Protasevich el lunes por la noche desde Wroclaw, Polonia, donde él y su esposa viven.

«Y tiene un paquete de cigarrillos sobre la mesa, cuando él no fuma. Por eso creo que fue obligado» a hacer esas declaraciones.

El canal de Twitter del medio independiente bielorruso TUT ha publicado el vídeo y asegura que procede de un canal de Telegram progubernamental, extremo que no ha podido ser corroborado.

Protasevich estaba exiliado porque estaba en busca y captura por delitos relacionados con instigación de protestas contra el presidente bielorruso, Alexánder Lukashenko.

El activista y su pareja, que también viajaba en el vuelo de Ryanair, fueron detenidos en Minsk, según ha informado la Embajada rusa en Bielorrusia a través de un mensaje publicado en Facebook. La mujer sería la pareja de Protasevich, una ciudadana rusa.