Perú se echó a la calle contra Keiko Fujimori

Redaccion / Agencias LA VOZ

INTERNACIONAL

ANGELA PONCE

En más de una veintena de ciudades se produjeron movilizaciones contra la candidata derechista, a dos semanas de que se celebre la segunda vuelta

23 may 2021 . Actualizado a las 14:34 h.

 A quince días de la segunda vuelta electoral en Perú, el antifujimorismo salió a las calles en más de una veintena de ciudades en su personal campaña electoral en «defensa de la democracia» y contra la candidatura presidencial de la derechista Keiko Fujimori, a quien considera «una amenaza» para el país.

«No puede ser que una persona que vaya a postular a la Presidencia tenga denuncias tan grandes de robo de millones de dólares, a parte de ser la hija de un dictador. Es algo innegable», declaró a Efe, una joven universitaria que se manifestaba en el centro de la capital.

Bajo el lema «Por el Perú, Keiko no va», fueron miles los peruanos que alzaron este sábado su voz en una marcha que se extendió en varias localidades del territorio nacional y del exterior, en rechazo a la postulante por el partido Fuerza Popular, que el próximo 6 de junio se enfrentará al izquierdista Pedro Castillo en la segunda vuelta que definirá el próximo presidente el país.

La campaña antifujimorista fue lanzada por una coalición de activistas, líderes sindicales, familiares de víctimas, representantes de organizaciones culturales y estudiantes universitarios que se definen comprometidos con «defender al Perú de un nuevo fujimorismo».

«Pedro es decente, Keiko es delincuente», «por justicia y dignidad, Fujimori nunca más», entonaban al unísono los manifestantes, provistos de banderolas, carteles y fotografías con los rostros de víctimas del régimen de Alberto Fujimori (1990-2000), el padre encarcelado de Keiko que cumple 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad.

Así, con un apoyo explícito al candidato de Perú Libre, este movimiento independiente hizo un llamamiento a votar «por la memoria de las víctimas» que durante los años del gobierno fujimorista sufrieron asesinatos, desapariciones y esterilizaciones forzadas.

«Es sumamente importante que el pueblo tenga memoria. Debemos elegir con memoria, de manera valiente, debemos optar por una opción de cambio y no por quien nos pretende hacer retroceder veinte o treinta años a la dictadura fujimorista», opinó a Efe la abogada Marite Bustamante.

LA MARCHA TRASCIENDE FRONTERAS

Esta reivindicación en «defensa de la democracia» se sintió en ciudades de toda la geografía peruana, como Cusco, Cajamarca, Ayacucho, Arequipa y Piura, aunque la comunidad peruana en el exterior también convocó acciones en otros países como Australia, Brasil, Holanda, Chile, Estados Unidos, Francia, Inglaterra y Alemania.