Chile confía la redacción de su nueva Constitución a los progresistas

Héctor Estepa BOGOTÁ / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Piñera, en rueda de prensa tras conocerse los resultados electorles
Piñera, en rueda de prensa tras conocerse los resultados electorles Marcelo Segura | Efe

Los electores optan por un cambio de modelo económico y político. La derecha oficialista es la gran perdedora en las elecciones constituyentes

17 may 2021 . Actualizado a las 21:27 h.

Chile le dio el domingo un sonoro portazo al modelo económico y político surgido durante la dictadura de Augusto Pinochet. El progresismo del país arrasó en las elecciones constituyentes y redactará en los próximos meses la nueva Constitución, que sustituirá a la aprobada en 1980 durante el régimen militar.

«Ahora la carga de la responsabilidad recaerá en nosotros, los que hemos luchado por cambios. Ya no se podrá esgrimir la excusa del bloqueo de la derecha. Tenemos el deber histórico de abrir el proceso, que el pueblo participe, ponernos de acuerdo. Humildad y generosidad», expresó el izquierdista Gabriel Boric, líder del Frente Amplio, uno de los vencedores de la noche electoral.

Ganaron los comicios, de forma sorpresiva, los candidatos independientes, de distintas tendencias progresista. Lograron 48 de los 155 escaños de la convención que redactará la Carta Magna, a los que hay que añadir los 17 delegados reservados para representantes de los pueblos indígenas.