El embargo del diario «El Nacional» por la Justicia de Venezuela hace aflorar rencillas internas del chavismo

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana custodian en el exterior de la sede de El Nacional
Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana custodian en el exterior de la sede de El Nacional Miguel Gutiérrez | EFE

Atribuyen a las disputas entre Nicolás Maduro y Diosdado Cabello la ejecución de una sentencia contra el histórico diario venezolano

16 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El embargo de la sede del diario El Nacional, en Caracas, ha hecho que el Gobierno de EE.UU., la oposición venezolana y el gremio de la prensa en el mundo entero eleven protestas ante lo que consideraron un nuevo atropello en el país sudamericano contra la libertad de expresión.

En Venezuela algunos atribuyen la ejecución del embargo a rencillas dentro del chavismo, entre Diosdado Cabello (considerado hasta ahora el número dos del régimen), y Nicolás Maduro, en momentos en que este ha anunciado que participará en un proceso de negociación con la oposición con la intención aparente de desbloquear el juego político y así volver a ganar una mínima legitimidad democrática ante la comunidad internacional.

El Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el chavismo, sentenció a favor de Cabello en una demanda del dirigente contra El Nacional, el diario Tal Cual y el portal web La Patilla, cuando los tres se hicieron eco de informaciones que aparecieron en un medio español y que calificaban a Cabello de narcotraficante.

Tras una condena pecuniaria en bolívares (que la hiperinflación que padece el país convirtió en 1 dólar), dictada por un juzgado de primera instancia, en contra de El Nacional, Cabello apeló, y el TSJ condenó al rotativo a pagar 13,3 millones de dólares de indemnización por «daños morales», sentencia que se ejecutó este viernes por la noche con el embargo de la sede, en la que el chavista ha prometido «crear una universidad de la comunicación».

El editor del rotativo, Miguel Henrique Otero, exiliado en Madrid, aseguró, a su vez, que el embargo obedece a que el verdadero poder del chavismo es Cabello y no Maduro. «Está negociando con los españoles una nueva apertura, las elecciones, pero Diosdado controla (...) Maduro tendrá los ministros y los cubanos y las FARC y el ELN, pero el poder real lo tiene Cabello», señaló.

Otras visiones, sin embargo, afirman que Cabello está intentando, justamente, torpedear una negociación política en la que se han comprometido esta semana EE.UU. y la Unión Europea, al apoyar ambas el Acuerdo de Salvación Nacional propuesto por Juan Guaidó, líder de la oposición.

El Nacional es una de las cabeceras históricas de la prensa venezolana. Fue fundado en 1941 por Miguel Otero Silva, padre del actual editor y uno de los más grandes escritores del país sudamericano.

En el 2013, como casi todos los periódicos del país, dejó de imprimirse cuando se le prohibió prácticamente el acceso al papel.