El «brexit» dispara las dudas en las instituciones británicas de los comunitarios residentes en el país

juan francisco alonso LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

El primer ministro británico, Boris Johnson, durante una visita a una escuela de Ferryhill
El primer ministro británico, Boris Johnson, durante una visita a una escuela de Ferryhill

Uno de cada diez ciudadanos de la UE que viven en el Reino Unido evalúa mudarse próximamente

14 may 2021 . Actualizado a las 12:18 h.

Porque no se sienten bienvenidos y porque temen que sus derechos a la salud, educación, vivienda y trabajo no sean garantizados en el futuro por las autoridades británicas. Estas son las principales razones que están haciendo que miles de comunitarios residentes en el Reino Unido estén pensando seriamente en hacer sus maletas. Así lo reveló una encuesta de la Autoridad de Monitorización Independiente, que señala que uno de cada diez nacionales de la UE se plantea dejar el país a corto o medio plazo.

Los pronósticos del organismo encargado de velar por los derechos de los ciudadanos de los Veintisiete en el Reino Unido suponen que unas 500.000 personas podrían dejar el país. Hasta abril 5,1 millones de comunitarios habían obtenido el permiso para seguir viviendo y trabajando en el país tras el brexit. El plazo para hacer ese trámite vence el 30 de junio.

El estudio, elaborado a partir de 3.000 respuestas, concluyó que los alemanes, franceses y españoles son los que están más dispuestos a mudarse, en especial los hombres de 45 y 75 años y cuyos ingresos superan las 50.000 libras anuales (56.000 euros). En contraposición, los noruegos, lituanos y portugueses son los más propensos a continuar en el país, sobre todo si son mujeres jóvenes.