Unas vacaciones al Caribe en el 2019 les cuestan a Johnson otra investigación

juan francisco alonso LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Boris Johnson y Carrie Symonds, el pasado día 6 acudiendo a votar al colegio electoral
Boris Johnson y Carrie Symonds, el pasado día 6 acudiendo a votar al colegio electoral HENRY NICHOLLS | Reuters

El Parlamento británico quiere indagar sobre los 17.000 euros que costó el viaje

10 may 2021 . Actualizado a las 22:21 h.

Los escándalos no le dan un respiro a Boris Johnson. El primer ministro británico no ha podido terminar de saborear el triunfo conseguido por su partido en las elecciones municipales del jueves, porque este lunes se ha enterado de que el Parlamento investigará la legalidad de las vacaciones que a finales del 2019 se tomó junto a su pareja, Carrie Symonds, en una exclusiva isla caribeña.

La decisión la tomó la comisaria parlamentaria de estándares, Kathryn Stone, quien no solo quiere determinar si el premier infringió la ley, sino cómo costeó el viaje que hizo a la isla Mustique, ubicada en San Vicente y las Granadinas, para recibir el 2020. La escapada costó 15.000 libras (17.000 euros), según la prensa británica. La investigación sobre las vacaciones es una de las nueve que el organismo de control ha iniciado en los últimos meses contra distintos legisladores, pero no se ha dado a conocer hasta esta semana, gracias a un cambio legal.

El Código de Conducta del Parlamento obliga a los diputados a declarar cualquier regalo que reciban y también cualquier viaje que cueste más de 300 libras (330 euros) y que no sea pagado con fondos públicos. La legislación autoriza la suspensión del parlamentario que incumpla de manera grave y flagrante estas disposiciones, pero para ello se necesita del voto favorable de la mayoría de la Cámara.