El alcalde Sadiq Khan, la estrella laborista que no escapa a la crisis

Juan Francisco Alonso LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

El alcalde de Londres, Sadiq Khan.
El alcalde de Londres, Sadiq Khan. FACUNDO ARRIZABALAGA

08 may 2021 . Actualizado a las 21:59 h.

Sadiq Khan es una de las estrellas del Partido Laborista y no son pocos los que ven en él a un posible líder y primer ministro. Pero el aura del alcalde de Londres se ha visto salpicada por el batacazo de la formación en el superjueves electoral y su imagen de candidato imbatible ha quedado en entredicho.

Los primeros datos del lento recuento de votos auguraban la reelección de Khan, que en el 2016 se convirtió en el primer musulmán en llevar las riendas de la capital británica. Pero, para sorpresa de todos, no por la abultada ventaja que le auguraban. La diferencia con el contrincante tory, Shaun Bailey, era de apenas cinco puntos: 40 % frente a 35 %. Las encuestas vaticinaban que la victoria de Khan sobre Bailey sería tan fácil como quitarle un caramelo a un niño. La empresa YouGov llegó a darle una ventaja de 20 puntos. 

Bailey, quien ha sido acusado de homófobo, misógino e islamófobo por sus artículos y tuits, ha cosechado grandes resultados en los suburbios y áreas golpeadas por la delincuencia, que él mismo experimentó de joven en una época de penurias en la que varios robos lo llevaron a la cárcel y terminó viviendo en la calle.

El aspirante tory, de origen jamaicano, fundamentó su campaña en la promesa de aplicar mano dura a los criminales y reabrir 38 comisarías que han sido cerradas en los últimos años, en buena medida debido a los recortes impuestos por los últimos Gobiernos conservadores. Un detalle que los votantes parecen haber obviado. 

Contra el «brexit» y Trump

Khan ha sido un feroz crítico del brexit e incluso cuestionó públicamente la postura que su partido mantuvo sobre la salida de la UE durante la última etapa del liderazgo de Jeremy Corbyn. Hace unos meses acudió a Bruselas a pedir a la Unión que permitiera a los londinenses seguir siendo considerados como ciudadanos comunitarios. 

Tampoco dudó en enfrentarse al presidente Donald Trump por su política migratoria o la prohibición de entrada en Estados Unidos de ciudadanos de varios países musulmanes. Trump tampoco eludió el enfrentamiento con el alcalde y aprovechó los atentados terroristas sufridos por Londres en los últimos años para criticar su gestión.

La victoria cantada de Khan ha terminado jugando en su contra, al desmovilizar a sus votantes. Eso sin contar que su incapacidad para frenar la ola de apuñalamientos que viene sufriendo la capital británica o llevar a cabo medidas impopulares, como elevar la tasa para circular en automóvil por el centro de Londres, le hayan restado apoyos.