La gran mentira del «New York Post» contra Kamala Harris

Esperanza Balaguer NUEVA YORK / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Fragmento de la portada del pasado viernes del  New York Post
Fragmento de la portada del pasado viernes del New York Post

El diario sensacionalista aseguró que los menores no acompañados eran recibidos en la frontera con un kit de bienvenida, a cargo del contribuyente, que incluía el libro infantil escrito por la vicepresidenta

28 abr 2021 . Actualizado a las 19:40 h.

El diario sensacionalista New York Post salió a las calles el pasado viernes con una de sus habituales portadas listas para la carnaza republicana. Con un juego de palabras en mayúsculas, la primera plana arrojaba a la polémica a la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, por su gestión de la crisis migratoria en la frontera sur con México. «KAM ON IN», decía, en referencia a la expresión coloquial de bienvenida: «Come on in», traducida al español como «adelante». La historia aseguraba que los menores no acompañados eran recibidos en los refugios con un kit de bienvenida que incluía el libro infantil escrito por Harris del 2019 de título: Los superhéroes están en todas partes, a cargo de los contribuyentes. Todo un escándalo si no fuera por un detalle: el reportaje era falso.

Cuando se descubrió la mentira el pasado martes, la información ya había llenado varias horas en los medios conservadores del conglomerado controlado por el magnate Rupert Murdoch, al que pertenece el Post. Además de encender la ira de los republicanos, incluida la presidenta del partido, Ronna McDaniel. «¿Se está aprovechando de la crisis de Biden en la frontera?», escribió en Twitter. Incluso un reportero de Fox News preguntó sobre el asunto en la rueda de prensa diaria de la Casa Blanca del pasado lunes. Pero la falsedad estaba a punto de volverse en su contra.

Las preguntas y las indagaciones de varios periodistas de los grandes diarios, como The Washington Post o The New York Times, acabaron por forzar la confesión a la autora del artículo. Laura Italiano, una veterana reportera que entró a trabajar en el diario neoyorquino en los años 90, presentó el martes su renuncia entre acusaciones a la dirección de obligarle a publicar una información incorrecta. «Se me ordenó que la escribiera y yo fallé en negarme a hacerlo», reconoció Italiano en un mensaje en Twitter, en el que calificó su decisión como el punto de ruptura definitivo a sus 30 años de carrera.