La cripta real de la capilla de San Jorge albergará la tumba hasta que fallezca Isabel II


Los restos mortales del duque de Edimburgo fueron depositados en el panteón real bajo la capilla de San Jorge, adyacente al castillo de Windsor, ayer se ofició su funeral tras su fallecimiento el pasado día 9 a los 99 años.

Aunque el ataúd del príncipe Felipe, consorte de la reina Isabel II durante 73 años, yacerá inicialmente en esa cripta, está dispuesto que cuando la monarca británica muera, se le trasladará a la capilla conmemorativa del rey Jorge VI de la iglesia gótica para que el matrimonio esté enterrado en el mismo lugar. Ese diminuto templo conmemorativo familiar, situado en Windsor, cobija además los restos mortales del padre de la reina, Jorge VI, la reina madre y la hermana pequeña de Isabel II, la princesa Margarita.

Tras finalizar el servicio, el ataúd del duque fue bajado con una maquinaria eléctrica a la cripta real bajo la capilla de San Jorge, donde se situará en un catafalco sobre una losa de mármol.

Ese panteón real en Windsor fue creado entre 1804 y 1810 para Jorge III, que falleció en 1820, y que a día de hoy es uno de los tres monarcas enterrados ahí, junto con Jorge IV y Guillermo IV.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cripta real de la capilla de San Jorge albergará la tumba hasta que fallezca Isabel II