Los Windsor no irán de uniforme al funeral del príncipe Felipe para no avergonzar a Enrique

JUAN fRANCISCO ALONSO LONDRES /E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Los príncipes Carlos, Felipe y Enrique, en una imagen del 2012
Los príncipes Carlos, Felipe y Enrique, en una imagen del 2012 JOHN STILLWELL

Al hijo pequeño de Carlos de Inglaterra se le retiraron los títulos militares al dejar de desempeñar funciones en la casa real

16 abr 2021 . Actualizado a las 09:06 h.

Isabel II no solo sepultará a su esposo, el príncipe Felipe de Edimburgo, este sábado, sino que también buscará comenzar a enterrar las polémicas y roces que en los últimos meses rondan a su familia. Y para intentar lograrlo, la monarca ha decidido prescindir de una centenaria tradición y ha ordenado a sus hijos y nietos que no vistan uniformes militares, sino que acudan a la ceremonia religiosa con traje y corbata negra.

La prensa británica asegura que la medida persigue evitar que el duque de Sussex, Enrique de Inglaterra, sufra la «vergüenza» de ser el único miembro varón de la familia real que no lleve uniforme, pese a que formó parte de las Fuerzas Armadas y sirvió dos veces en Afganistán. La situación podría agravar las diferencias entre el hijo menor del heredero del trono, el príncipe Carlos, y el resto de la familia, que tuvieron su momento culminante con la explosiva entrevista que Enrique y su esposa, Meghan Markle, concedieron en marzo a Oprah Winfrey. En la conversación ambos acusaron a la institución de discriminarlos y de tener actitudes racistas.

Según el protocolo, Enrique no puede vestir uniforme militar en esta ocasión debido a que cuando este año anunció que no volvería a desempeñar obligaciones en la casa real le fueron retirados los títulos castrenses honoríficos que tenía, entre ellos el de capitán general de los Royal Marines.

Dos pájaros de un tiro

La decisión sobre la vestimenta no solo afecta a Enrique, sino también al tercer hijo de la reina, Andrés. La prensa aseguraba que el duque de York le había hecho saber a su madre que quería ir al funeral con su uniforme de vicealmirante de la Marina, un traje que no viste desde que a finales del 2019 se retiró de toda actividad pública acosado por sus nexos con el fallecido pederasta estadounidense Jeffrey Epstein.

Sin embargo, amigos de Andrés aseguraron al sensacionalista The Sun que todo esto eran habladurías. «El duque es consciente de que el sábado será un día centrado en su padre, la reina y la nación. Él no tiene ninguna intención de generar ninguna distracción», publicó el diario.

Con sus maniobras Isabel II querrá evitar más problemas en su entorno, pero no podrá acallar los rumores. Este jueves la noticia de que Enrique no caminará junto a su hermano mayor, Guillermo, detrás el féretro del abuelo de ambos ya generó especulaciones sobre lo difícil que podría ser una eventual reconciliación.

Además, el diario The Guardian denunció que cientos de trabajadores temporales contratados por la Oficina Nacional de Estadística para el censo fueron enviados a sus casas sin salario, debido al luto nacional. Asimismo la BBC reveló este jueves que transmitirá el funeral que se oficiará en el castillo de Windsor, pero no interrumpirá su programación como lo hizo el pasado viernes, cuando se anunció el deceso del consorte de la reina, en respuesta a las casi 110.000 quejas que recibió de parte de sus espectadores.