Sisi usa Suez para aumentar su reputación

Nabih Bulos LOS ANGELES TIMES

INTERNACIONAL

María Pedreda

El líder egipcio utiliza la liberación del canal y el patriotismo para ganar popularidad

12 abr 2021 . Actualizado a las 07:59 h.

Dos meses después de liderar al Ejército en la destitución del primer gobernante del país elegido democráticamente, el presidente egipcio, Abdel Fattah Sisi, hizo una peregrinación al canal de Suez. En una ceremonia cargada de patriotismo, el exgeneral anunció un megaproyecto que haría renacer Egipto después del caos de la Primavera Árabe: una expansión del canal, uno de los símbolos más potentes de la identidad nacional egipcia, de 8.000 millones de dólares. «Debemos avanzar, y hacerlo con firmeza, para salir del círculo de pobreza en el que estamos inmersos», dijo entonces Sisi.

Siete años después, ese renacimiento casi no existe. Aunque el producto interior bruto está mejorando, casi un tercio de los cien millones de habitantes de Egipto viven con menos de dos dólares al día, y la desigualdad de ingresos probablemente nunca ha sido tan alta.

Así, cuando las autoridades egipcias y los expertos internacionales lograron desencallar el Ever Given, el barco de 200.000 toneladas que bloqueó el canal de Suez durante seis días, significó algo más que la reapertura de una arteria marítima internacional vital. Para Sisi y su Gobierno fue una oportunidad para reclamar una victoria excepcional y pulir las credenciales de un líder acusado a menudo de amiguismo y de desgobierno.

Tan solo 24 horas después del reflotamiento del Ever Given, Sisi visitaba de nuevo el icónico canal haciendo resonar los tambores nacionalistas e invitando a sus compatriotas a marchar con él. «Esto es una bendición disfrazada», afirmó acerca de la crisis. «Este incidente demostró que el canal de Suez es capaz, duradero y muy, muy competitivo».

El Ever Given, un coloso que triplica el tamaño de la Gran Pirámide en Giza, quedó encallado el 23 de marzo, bloqueando completamente una vía que maneja una décima parte del transporte marítimo mundial. Según el jefe de la Autoridad del Canal de Suez, Osama Rabie, esto provocó pérdidas de unos mil millones de dólares.

La operación para retirar el barco fue monumental. Los medios cercanos al Gobierno amplificaron el mensaje de Sisi como un logro egipcio que reafirmó el posicionamiento internacional del país. Y en Twitter, bots gubernamentales y sus partidarios difundieron el hashtag #Thank_You_Sisi.

«Todo egipcio que viva dentro o fuera de Egipto y cuyo corazón no estallara de felicidad después del avance en la crisis de Suez, debería cuestionarse a sí mismo, su humanidad y el ser egipcio», escribió en su cuenta de Twitter —con 700.000 seguidores— el artista Mohamed Mohsen.

Kareem Farid, una desarrolladora de software, escribió en la misma red social que la crisis había demostrado que «no hay otra elección que respaldar al presidente. Tras siete años de balbucear sobre los proyectos de Sisi para el canal de Suez, gracias a Dios ahora todos han descubierto su importancia».