Operación Forth Bridge: así dirá el Reino Unido adiós al duque de Edimburgo

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

Flores con mensajes de condolencia en el exterior del Castillo de Windsor tras el fallecimiento del marido de la reina Isabel II
Flores con mensajes de condolencia en el exterior del Castillo de Windsor tras el fallecimiento del marido de la reina Isabel II ANDY RAIN | Efe

El país empieza un período de duelo nacional, que durará hasta el día del funeral

09 abr 2021 . Actualizado a las 16:00 h.

Con la muerte del duque de Edimburgo, el príncipe Felipe, marido de la reina Isabel II, el Reino Unido activa la llamada Operación «Forth Bridge», que incluye un período de duelo nacional y que los edificios gubernamentales, así como los palacios reales, ondeen sus banderas a media asta.

Esto es lo que sucederá en los próximos días, según lo previsto en la Operación «Forth Bridge»:

- El llamado Lord Chamberlain, miembro oficial de la Casa Real, y el primer ministro británico, Boris Johnson, consultarán a la reina Isabel II sobre sus deseos específicos acerca del funeral.

- El Reino Unido empieza un período de duelo nacional, que durará hasta el día del funeral. Como marido de la reina Isabel II, el príncipe Felipe tiene derecho a un funeral de Estado, pero él había manifestado su deseo de que fuera menos ostentoso, de estilo militar y que se celebre en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, informa Efe. También había pedido ser enterrado en los jardines de la casa Frogmore, cerca del castillo de Windsor, donde están los restos de la reina Victoria y el marido de ésta, el príncipe Alberto.

- Todas las banderas ondearán a media asta durante los días de luto, mientras que los diputados llevarán una banda negra en el brazo y, en el caso de los parlamentarios varones, corbata negra. Durante el duelo, la reina no tendrá compromisos oficiales, lo que implicará que no se aprobarán leyes.

- La línea de sucesión a la corona británica no resulta modificada ya que el duque de Edimburgo no forma parte de ella. El príncipe Carlos, hijo mayor de Isabel II, es el heredero al trono.

- Se espera que las restricciones por la pandemia de la covid-19 tengan un impacto en el funeral

La reina Isabel II de Gran Bretaña  y su esposo, el príncipe Felipe, el duque de Edimburgo, asistiendo en el 2012 a la reunión del Derby en el hipódromo de Epsom

El duque de Edimburgo, el ancla de Isabel II

Viviana García

El 6 de febrero de 1952, en una cabaña en lo alto de un árbol en Kenia, la vida del duque de Edimburgo dio un giro cuando su esposa, Isabel y heredera al trono británico, iniciaba el reinado más largo de la historia del Reino Unido.

Con 25 años, la entonces duquesa de Edimburgo había subido al refugio Sagana Lodge, en la localidad keniana de Kiganjo, como princesa y bajó como reina del Reino Unido y de varios países de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth).

En esa jornada de febrero de 1952, al duque de Edimburgo le tocó la misión más delicada de sus cuatro años de matrimonio: comunicar a su mujer que su padre -el rey Jorge VI (1895-1952)- había muerto mientras dormía en la residencia de Sandringham (en el este de Inglaterra) y que ella ya era la jefa de Estado.

Seguir leyendo