EE.UU. estudia expulsar al personal diplomático ruso por la presunta intromisión de Moscú en asuntos internos

El Gobierno de Joe Biden estudia la posibilidad de aplicar más sanciones a Rusia

Biden saludando a Putin durante una visita a Moscú en el 2011, cuando era vicepresidente de Obama
Biden saludando a Putin durante una visita a Moscú en el 2011, cuando era vicepresidente de Obama

Redacción

Estados Unidos está estudiando imponer medidas adicionales contra Rusia por su presunta intromisión en asuntos estadounidenses tras una revisión de inteligencia, entre las que se baraja la expulsión del personal diplomático ruso. También se estudia la posibilidad de más sanciones, según han asegurado tres funcionarios de la Administración estadounidense a Bloomberg.

La respuesta de Estados Unidos a acciones como la interferencia electoral o ataques cibernéticos será multidimensional, han asegurado, detallando que incluirán las sanciones a personas cercanas al presidente ruso, Vladimir Putin, así como a agencias vinculadas a la interferencia electoral, informa Europa Press.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó en su primer día en el cargo una revisión de las relaciones con Rusia, que de momento ha supuesto la sanción a funcionarios rusos por el envenenamiento del líder opositor Alexei Navalni. Biden, además, elevó las tensiones cuando en una entrevista en televisión respondió afirmativamente a una pregunta que planteaba si «Putin es un asesino».

Pero no solo ha tomado medidas Washington, desde Moscú llamaron a su embajador en Estados Unidos para reevaluar las relaciones en marzo, y ya han anunciado que no planean que vuelva en un futuro próximo.

El despliegue militar ruso recrudece la guerra fría con EE.UU. en el Ártico

Esperanza Balaguer

Los satélites muestran un aumento de bases y armamento en la zona

A medida que se producía el deshielo en el Ártico a causa del cambio climático, Moscú ha aprovechado para acumular un poder militar sin precedentes con el objetivo de asegurar su costa norte y abrir una ruta de transporte clave entre Asia y Europa. Una estrategia que ha encendido las alarmas en Washington, que no está dispuesto a renunciar al control de esta ruta vital para el comercio mundial. Un episodio más en la guerra fría entre EE.UU. y Rusia por controlar el tráfico marítimo y las ingentes reservas de hidrocarburos y minerales que deja el calentamiento del planeta en el Polo Norte.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

EE.UU. estudia expulsar al personal diplomático ruso por la presunta intromisión de Moscú en asuntos internos