Catar reorganiza su liderazgo energético en el Golfo tras el bloqueo de sus vecinos

La disputa surgió por las relaciones del pequeño país con Irán

Saad al-Kaabi, jefe ejecutivo de Qatar Petroleum
Saad al-Kaabi, jefe ejecutivo de Qatar Petroleum

madrid / la voz

La empresa estatal catarí Qatar Petroleum anunció la semana pasada que no renovará su acuerdo de asociación con varias petroleras internacionales para la explotación de su gas natural cuando expire a finales de año, por lo que asumirá el 100 % de la propiedad de la Qatargas Liquefied Natural Gas Company (QG1) para el 2022. El anuncio para la producción del producto estratégico del país se produce dos meses después de terminar el bloqueo internacional que sufría.

El pasado enero, los países fronterizos del golfo pérsico decidieron poner fin al bloqueo diplomático impuesto a Catar por supuestamente apoyar el «terrorismo» en la región. Arabia Saudí, Egipto, Baréin, Emiratos Árabes Unidos, Yemen y Libia habían acusado al emirato de respaldar a grupos terroristas en el 2017 y, desde entonces, impusieron limitaciones a sus vecinos cataríes, y una serie de exigencias entre las que se encontraba alejarse de Irán o el cierre de la televisión Al Jazeera.

La disputa surgió por las relaciones del pequeño país, bañado por las aguas del golfo, con Irán, lo que despertó las suspicacias de Arabia Saudí, que no dudó en desafiar a sus vecinos y a Estados Unidos, aliado estratégico de ambos países en la región. Aunque pudo haber otras causas de nivel geopolítico, comercial e incluso religiosas, según apuntaron los especialistas cuando se impuso el bloqueo.

Pero la zona es también uno de los mayores yacimientos de diversas materias de alto valor energético. Tanto es así que Catar compite con EE.UU., Rusia e Irán en cuanto a la producción del gas natural licuado y es el segundo exportador por detrás de Rusia, siendo Emiratos Árabes uno de sus principales clientes. La riqueza que emana del suelo es de un valor incalculable. En el caso del emirato se estima que hay reservas para producir durante los próximos 140 años, pero la dependencia del emirato, sobre todo, de Arabia Saudí, era una barrera infranqueable al bloqueo, al menos geográficamente ya que constituía la única salida terrestre del país. La imposición de las limitaciones por aire, mar y tierra obligó a Catar a buscar alternativas, y a redoblar la apuesta por su gas natural líquido como la herramienta de crecimiento. Una herramienta que ahora quieren proteger mediante la finalización de los contratos con petroleras internacionales. «Este evento es un hito que destaca los esfuerzos de Qatar Petroleum para potenciar la utilización de nuestros recursos naturales para nuestro beneficio, y de futuras generaciones», afirmó el ministro de Estado de Asuntos Energéticos de Catar y presidente ejecutivo de Qatar Petroleum, Saad Sherida al Kaabi.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Catar reorganiza su liderazgo energético en el Golfo tras el bloqueo de sus vecinos