El rey jordano sofoca un golpe de Estado palaciego

R.P. REDACCIÓN

INTERNACIONAL

El rey jordano, en una intervención en el Parlamento Europeo en enero del 2020
El rey jordano, en una intervención en el Parlamento Europeo en enero del 2020 VINCENT KESSLER | Reuters

Entre los involucrados están su hermanastro y ex príncipe heredero, así como otro miembro de la familia real y un exasesor del monarca

04 abr 2021 . Actualizado a las 22:51 h.

Los jordanos se despertaron ayer incrédulos y con incertidumbre ante una intentona golpista en el entorno palaciego sofocada por el rey Abdalá II, en un país clave en el equilibrio de fuerzas de Oriente Medio. A última hora del sábado se conoció el arresto domiciliario del príncipe Hamzah bin Huseín, exheredero y hermanastro del monarca, y la detención de una veintena de altos cargos «por razones de seguridad» tras una alerta de la inteligencia militar. Ayer, el Gobierno jordano aclaró las acusaciones contra los detenidos: cooperar con agentes extranjeros en un complot para desestabilizar el reino hachemí.

En rueda de prensa, el viceprimer ministro jordano, Ayman Safadi, explicó que los servicios de seguridad registraron «contactos con partes externas» —que no identificó— para elegir el «momento más apropiado para desestabilizar la seguridad del país, en lo que llamó un intento de «sedición», evitando hablar de golpe de Estado. También apuntó que en ese complot el príncipe ha tenido un papel importante.

La investigación desveló contactos de los implicados con miembros de la oposición jordana en el extranjero y que se llegó a ofrecer a la esposa del príncipe Hamzah un avión para que la pareja saliera de Jordania.