Rusia dice que respondería «con las medidas que hagan falta» si Estados Unidos envía tropas a Ucrania

Europa Press MADRID

INTERNACIONAL

 El presidente ucraniano Volodimir Zelenski, en una imagen de archivo
El presidente ucraniano Volodimir Zelenski, en una imagen de archivo

El presidente Zelenski acusó el jueves a Moscú de incrementar su despliegue en la zona fronteriza

02 abr 2021 . Actualizado a las 14:09 h.

La Presidencia de Rusia ha afirmado este viernes que respondería «con las medidas que hagan falta» en caso de que Estados Unidos enviara tropas a Ucrania, ante el aumento de las tensiones y el envío de militares por parte de Moscú a la zona fronteriza.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, acusó el jueves a Moscú de incrementar su despliegue en la zona fronteriza, lo que se vio seguido por las advertencias de Estados Unidos a Rusia sobre una posible «intimidación» a Kiev.

Asimismo, el Ministerio de Defensa de Ucrania indicó que el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, ha prometido al país que Washington «no dejará sola a Ucrania» en caso de que haya un recrudecimiento del conflicto, tras el traslado de tropas rusas hacia la zona fronteriza.

En respuesta, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha indicado que un posible envío de tropas estadounidenses a la zona «implicaría un incremento de la tensión cerca de las fronteras de Rusia, que tendría que tomar medidas adicionales para garantizar la seguridad». «Todas las que hagan falta», ha añadido.

Peskov ha manifestado además que Rusia «no es parte del conflicto ni puede garantizar un armisticio completo» en el este de Ucrania, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik. «El armisticio es entre los bandos que están en la línea de separación: las Fuerzas Armadas de Ucrania y las de las repúblicas autoproclamadas que ella desconoce», ha zanjado.

El Kremlin ya aseguró el jueves que las autoridades están tomando medidas para «garantizar la seguridad de sus fronteras» ante el aumento de las actividades de la OTAN en la zona fronteriza con Ucrania.

El conflicto lleva abierto desde el 2014 después de que las mencionadas repúblicas declararan su independencia tras un referendo ilegal a ojos de la comunidad internacional, pero con el apoyo de Rusia, que recientemente también se había anexionado Crimea.