¿Otro caso George Floyd? Muere una mujer en una brutal detención policial en México

Héctor Estepa BOGOTÁ / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Un grupo de personas bloquea la carretera en protesta tras la muerte de la turista salvadoreña debido al abuso en su detención por fuerzas policiacas en el municipio de Tulum, en Quintana Roo
Un grupo de personas bloquea la carretera en protesta tras la muerte de la turista salvadoreña debido al abuso en su detención por fuerzas policiacas en el municipio de Tulum, en Quintana Roo

Un agente la inmovilizó colocando la rodilla sobre su espalda lo que le provocó la ruptura de la primera y la segunda vértebra, según la autopsia

29 mar 2021 . Actualizado a las 21:41 h.

Justo en el día en que comienza el juicio por la muerte de George Floyd a manos de la policía de Mineápolis, otro suceso similar estremece a Norteamérica. Victoria Salazar, una migrante salvadoreña de 36 años, fue víctima el pasado sábado de un «brutal asesinato» a manos de agentes de la policía mexicana, según relató este lunes el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador.

El suceso ocurrió en la ciudad de Tulum, uno de los paraísos turísticos del estado de Quintana Roo. Uno de los vecinos grabó los hechos. En las imágenes puede verse a Salazar tendida en el suelo, tras ser sometida por cuatro agentes que, según la versión policial, habían acudido a una llamada por alteración del orden público. Uno de ellos pone su pierna sobre la espalda de la víctima, que alcanza a emitir un gemido. Posteriormente los oficiales suben el cuerpo de la mujer, inconsciente, al maletero de una camioneta policial.

La migrante sufrió la ruptura de la primera y la segunda vértebra, según la autopsia publicada este lunes, lo que le provocó la muerte. «La técnica de control corporal aplicada, y el nivel de fuerza utilizado, se realizó de manera desproporcionada, inmoderada, y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima, lo que ocasionó una desaceleración con rotación del cuello», comentó el fiscal general estatal, Óscar Montes de Oca. Su oficina ha iniciado una acción penal por homicidio contra los cuatro agentes.