La ciudad mozambiqueña de Palma, destruida por el cruento asedio de un centenar de milicianos yihadistas

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

Al Shabaab, al que se apunta como responsable del asedio a Palma, reivindicó un ataque suicida a principios de mes en un restaurante de Mogadiscio (en la imagen)
Al Shabaab, al que se apunta como responsable del asedio a Palma, reivindicó un ataque suicida a principios de mes en un restaurante de Mogadiscio (en la imagen) SAID YUSUF WARSAME | EFE

Hay siete muertos confirmados, pero se teme que el balance real de víctimas sea mucho mayor

28 mar 2021 . Actualizado a las 17:45 h.

Un centenar de milicianos yihadistas (al parecer, miembros del grupo conocido por Al Shabaab) mantienen desde el miércoles un cruento asedio a la localidad de Palma, en la provincia de Cabo Delgado, del norte de Mozambique. Este fin de semana continúan los intensos combates que permitieron a los milicianos tener el control de la localidad.

Hay al menos siete muertos confirmados, pero se teme que las víctimas sean muchas más. Vecinos y dirigentes de la localidad se refugiaron, desde el comienzo de los ataques, en el hotel Amarula. Y se estima que pueden ser unas 170 las personas atrapadas allí, entre ellas empleados extranjeros que tenían base en Palma y que trabajaban en los proyectos gasísticos de la península de Afungi, a escasos kilómetros.

Dos terceras partes de la ciudad parecen haber ardido hasta los cimientos, según varios medios.

La Policía no ha podido alcanzar la localidad de Palma debido a que continuaban los combates. Una parte de los residentes huyeron hacia las zonas boscosas y otros intentaron escapar por mar en embarcaciones sobrecargadas, relatan los testigos. La mayor parte de la población se ha dado a la fuga, bien hacia Tanzania, al norte, o a Pundanhar, al interior del país.

Un vecino de Palma, Felisberto Chivinzane, explicó en declaraciones a Europa Press tras lograr huir que la localidad está «totalmente destruida» y que no funciona la red telefónica. Las sucursales bancarias y los cajeros automáticos han sido atacados con explosivos y las instalaciones militares y sanitarias han quedado totalmente destruidas, según Chivinzane.

El pasado viernes por la tarde, se llevó a cabo un plan para sacar del hotel Amarula a decenas de ocupantes, en un convoy de unos 16 vehículos bajo vigilancia aérea de helicópteros del servicio de protección privado DAG, a las órdenes del Ministerio del Interior. Sin embargo, según fuentes próximas a la situación al medio Zitamar, el convoy fue atacado poco después de salir del hotel. Solo siete vehículos consiguieron llegar a la playa de destino.

La compañía francesa Total decidió suspender el proyecto de gas millonario que planeaba reanudar en el norte de Mozambique para la construcción de una planta de licuado de gas natural y evacuará este domingo a cerca de 1.000 trabajadores de la empresa en las inmediaciones de la ciudad de Palma.