La UE sanciona a altos cargos chinos por primera vez desde Tiananmen

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

Los ministros de Exteriores ruso y chino, durante su encuentro de este lunes
Los ministros de Exteriores ruso y chino, durante su encuentro de este lunes Russian Foreign Ministry | Reuters

Pekín y Moscú cuadran sus estrategias ante los choques con Europa y EE.UU.

23 mar 2021 . Actualizado a las 08:56 h.

China y Rusia escenificaron este lunes el buen momento por el que pasan sus relaciones, y de pasó cuadraron estrategias, en medio de los enfrentamientos y desencuentros mutuos con Estados Unidos y la Unión Europea. El inicio de la visita del ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ayer a Pekín coincidió con una ronda de sanciones impuestas por la UE contra rusos y chinos por abusos y violaciones de los derechos humanos. En el caso de Pekín, en la reunión de ministros de Exteriores comunitarios se acordó imponer medidas restrictivas contra cuatro altos cargos chinos y una entidad por los abusos contra la minoría musulmana uigur en la región de Xinjiang. Se trata de las primeras sanciones europeas contra China desde la masacre en Tiananmen, el 4 de julio de 1989.

En represalia, el Gobierno chino anunció sanciones contra diez políticos y académicos, entre ellos cinco miembros de la Eurocámara, y cuatro entidades de la UE. En un comunicado, el Ministerio de Exteriores chino acusó a Bruselas de «difundir mentiras» y de «dañar gravemente» su soberanía, y avisa de que «si la UE no corrige su error, habrá más medidas», informa Efe.

China ha reiterado en múltiples ocasiones que los informes sobre Xinjiang elaborados por el investigador alemán Adrian Zenz son «absolutas falacias». Los informes del controvertido antropólogo aseguran que en esa región noroccidental china se somete a la población a trabajos y esterilizaciones forzadas en centros e incluso se comete un genocidio. El Gobierno de Países Bajos convocó al embajador chino en La Haya después de que Pekín incluyera en su lista de sancionados a un diputado neerlandés.