Tensión en Mineápolis ante el inicio del juicio por la muerte de George Floyd

Rosa Paíno
Rosa Paino REDACCIÓN

INTERNACIONAL

Manifestantes exigen justicia para Floyd en una protesta en Mineápolis ante el inicio del juicio
Manifestantes exigen justicia para Floyd en una protesta en Mineápolis ante el inicio del juicio NICHOLAS PFOSI

El proceso marca un antes y un después de los abusos raciales de la policía

08 mar 2021 . Actualizado a las 20:44 h.

Las imágenes del policía blanco Derek Chauvin presionando con su rodilla el cuello de George Floyd durante 8 minutos y 46 segundos, pese a sus gritos de «¡no puedo respirar!», recorrieron el mundo. El delito de Floyd, afroamericano de 46 años y padre de cinco hijos, era haber pagado un paquete de cigarrillos con un billete falso de 20 dólares. Su muerte, el 25 de mayo del 2020 en Mineápolis (Minnesota), prendió la mecha de una de las protestas más masivas contra los abusos policiales a los estadounidenses de raza negra. Miles de personas se echaron durante días a las calles bajo del lema Black Live Matter (las vidas de los negros importan), mientras el entonces presidente Donald Trump tachaba a los manifestantes de «matones» y amenazaba con sacar a los militares para frenar los disturbios. Las protestas se extendieron por todo el mundo.

Un tribunal de Mineápolis inició ayer el juicio por la muerte de Floyd, que la prensa de EE.UU. califica como uno de los procesos contra la injusticia racial más importante de la historia del país. El exagente Chauvin, de 44 años y con 19 de ellos de servicio en la policía, se enfrenta a dos cargos, uno por homicidio en primer grado y otro en segundo grado. La pena máxima es de 40 años.

La prevista selección de jurado se postergó durante al menos un día para que el juez del condado Hennepin encargado del caso, Peter Cahill, reconsidere la exclusión del cargo de homicidio en tercer grado (comisión de un acto «eminentemente peligroso para otros y que demuestra una mente depravada), cuya inclusión en el juicio puede ser crucial, informa Efe.