La nueva teoría conspiranoica de QAnon: Trump será investido presidente este jueves

En su imaginario surrealista, la toma de posesión de Biden no ocurrió y Trump jurará el cargo el 4 de marzo como hacían hace 75 años los presidentes de EE.UU.

Yellowstone Wolf, miembro del movimiento de teorías de la conspiración QAnon, durante el asalto al Capitolio el 6 de enero
Yellowstone Wolf, miembro del movimiento de teorías de la conspiración QAnon, durante el asalto al Capitolio el 6 de enero

Nueva York / Colpisa

Es un déjavu. Hace más de un mes que Joe Biden es el nuevo presidente de EE.UU., pero en imaginación conspiratoria de los seguidores de QAnon hay una nueva teoría de la conspiración que les permite escapar a la realidad: aquello que vimos por televisión, en realidad no ocurrió, era todo una grabación, como el aterrizaje del hombre en la Luna. ¿Por qué crees si no que desplegaron 25.000 tropas para que nadie pudiera ir a verlo y cerraron todas las entradas al centro de Washington?

En su momento estaban convencidos de que Donald Trump declararía el estado de excepción e invocaría la ley marcial para impedirlo y mandar a Biden a Guantánamo, pero cuando eso no pasó la decepción les duró poco. Simplemente actualizaron las fechas. De acuerdo a la nueva teoría, y según los mensajes en las redes sociales que ha interceptado la inteligencia estadounidense, Trump será investido presidente por segunda vez este jueves 4 de marzo, algo que ha puesto a todas las fuerzas de seguridad en alerta. ¿Y si intentan tomar otra vez el Capitolio ese día? Todo es posible.

La señal del cielo viene del propio Trump, o eso creen ellos. Su hotel de la avenida Pensilvania, que se ha convertido en la central de todas las teorías de la conspiración y sus seguidores, con el exconsejero de Seguridad Nacional Michael Flynn al frente, al que libró de la cárcel en su traca final de perdones, les ha dado la clave. Cuando los seguidores de QAnnon vieron que el hotel que identifican con el poder del expresidente en Washington había disparado el precio de las habitaciones para el 4 de marzo, entendieron que ese era el día señalado por su líder. Después de todo él les habla en clave y ellos se pasan la vida milimetrando sus palabras para captar el mensaje que buscan.

«Alguna de esta gente ha discernido que hasta hace 75 años al presidente se le investía el 4 de marzo», explicó el congresista Adam Smith, que presiden el comité de Servicios Armados de la Cámara Baja. «¿Por qué eso es relevante? Solo Dios lo sabe», dijo sarcástico, «pero a cualquier precio ahora están pensando que deberían reunirse de nuevo y asaltar el Capitolio el 4 de marzo, o al menos eso es lo que está circulando por Internet».

La venganza de Trump 

El domingo en la conferencia de conservadores de Orlando, Trump dejó claro que no tiene intención de formar un tercer partido y que prefiere tomar al asalto el Partido Republicano. Pero antes quiere  lograr lo que más le importa: la venganza.

Todos aquellos legisladores que votaron contra él en enero en el último proceso de impeachment están ya en su lista negra. Durante su discurso los nombró e instó a sus seguidores a votar en contra de ellos en las primarias del partido, así como a donar a dos comités que ha formado para impulsar a candidatos que le sean favorables. Para cuando llegue la segunda reencarnación de Trump en Washington no puede haber más que fuerzas afines esperándole. Ya sea este día 4 o dentro de cuatro años, sus seguidores esperan atentos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La nueva teoría conspiranoica de QAnon: Trump será investido presidente este jueves