Biden desafía a Irán con el primer bombardeo sobre sus milicias en Siria

El ataque aéreo coincide con las negociaciones para abir el diálogo con Teherán para volver al acuerdo nuclear

Soldados del Ejército sirio posan con una foto del presidente Bachar al Asad
Soldados del Ejército sirio posan con una foto del presidente Bachar al Asad

Nueva York / E. La Voz

El presidente Joe Biden ha hecho uso de sus poderes como comandante en jefe al ordenar la primera operación militar desde que llegó a la Casa Blanca hace cinco semanas. El Ejército de EE.UU. lanzó el jueves un ataque nocturno contra posiciones y arsenales de milicias respaldadas por Irán en el nordeste de Siria, en represalia por los recientes ataques con cohetes contra sus tropas en Irak.

Biden justifica su estreno bélico por los ataques contra las tropas estadounidenses y de sus aliados en la coalición internacional desplegada en Irak. «La operación envía un mensaje inequívoco», declaró el portavoz del Pentágono John Kirby. «El objetivo es desescalar la situación general tanto en el este de Siria como en Irak», añadió.

Desde que juró como presidente, milicias proiraníes han bombardearon con un dron un aeropuerto en Arabia Saudí, han asesinado al destacado escritor y activista político Lokman Slim en el Líbano y han atacado al personal militar estadounidense en el aeropuerto de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí. Los ataques han aumentado desde que EE.UU. matara en enero al poderoso comandante iraní Qasem Soleimani en un ataque selectivo en Bagdad.

Los bombardeos de la noche del jueves destruyeron varios edificios situados en un cruce fronterizo con Irak utilizados por grupos proiraníes como Kataib Hezbolá o Kataib Sayyid al Shuhada, según informó el Pentágono en un comunicado. El ataque se saldó con al menos 22 milicianos muertos en el área de Abu Kamal, en la provincia de Deir Ezzor, según la información recogida por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Tras el ataque, la milicia Kataib Hezbolá amenazó a EE.UU. con «responder» a modo de «venganza» y urgió a las autoridades iraquíes a que tomen «medidas efectivas» para expulsar a las fuerzas de ocupación estadounidenses del país.

Los ataques tienen lugar, y no por casualidad, cuando la Administración Biden pretende reanudar las negociaciones con Irán para volver al acuerdo nuclear del 2015, del que Donald Trump se retiró en el 2018. El demócrata quiere negociar desde una posición de fuerza y dejarle saber a Teherán que no tolerará agresiones.

La acción militar levantó las suspicacias de Rusia, principal aliado del régimen de Bachar al Asad. Pero las criticas también llegaron de varios senadores demócratas, que criticaron a Biden por utilizar el uso de la fuerza sin autorización del Congreso o de las Naciones Unidas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Biden desafía a Irán con el primer bombardeo sobre sus milicias en Siria