La caída de la mujer del Chapo, una exmiss que creció en el mundo de los narcos

Rosa Paíno
R. Paíno REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

Emma Coronel a su llegada al tribunal de Brooklyn donde era juzgado el Chapo en febrero del 2019
Emma Coronel a su llegada al tribunal de Brooklyn donde era juzgado el Chapo en febrero del 2019 JOHN TAGGART | Efe

Emma Coronel ha ido detenida en EE.UU. por trafico de drogas y conspiración para ayudar al capo a fugarse de la cárcel

24 feb 2021 . Actualizado a las 09:31 h.

Desde hacía tiempo, el FBI seguía los pasos de Emma Coronel Aispuro, una exreina de la belleza que se convirtió hace trece años en la última esposa del narco Joaquín el Chapo Guzmán. El lunes fue detenida en el aeropuerto internacional de Dulles, en el norte del estado Virginia, muy cerca de Washington, por presunto tráfico de drogas. Este martes, una jueza federal ordenó mantenerla detenida sin fianza. Enfrenta una pena mínima de 10 años de cárcel y una máxima de cadena perpetua.

La mujer, de 31 años y de nacionalidad mexicano-estadounidense, está acusada de participar en un entramado para distribuir cocaína, metanfetaminas, heroína y marihuana hacia Estados Unidos, según el Departamento de Justicia de EE.UU. También se le acusa de conspirar con terceras personas para ayudar a Guzmán a fugarse de prisión de Altiplano, en la localidad mexicana de Almoloya de Juárez, el 11 de julio del 2015. 

Una vez que el Chapo fue arrestado de nuevo, en enero del 2016, su esposa planeó «otra escapada más de prisión», según la investigación estadounidense, junto a otros socios, antes de que el que fuera líder del cartel de Sinaloa fuera extraditado a Estados Unidos en enero del 2017.