Libia, en manos de las milicias y las potencias extranjeras, diez años después de la revuelta contra Gadafi

Mohamad Abdel Kader TRÍPOLI / EFE

INTERNACIONAL

Un niño enarbola una bandera libia en la conmemoración en Trípoli del 10 aniversario del levantamiento popular contra Gadafi
Un niño enarbola una bandera libia en la conmemoración en Trípoli del 10 aniversario del levantamiento popular contra Gadafi

Está por ver si el nuevo proceso de transición logra cumplir las expectativas del fin de la guerra civil

06 sep 2021 . Actualizado a las 11:41 h.

Diez años después del estallido de la ira popular contra la dictadura de Moamar Gadafi, los libios rememoran este miércoles el inicio de la revolución con la amarga certidumbre de estar viviendo una de las décadas más amargas de su historia, ensangrentada por la división política, la guerra civil, el poder de las milicias, el dominio de las mafias y los intereses geoestratégicos de las potencias extranjeras.

El 17 de febrero del 2011, a la estela de las protestas ciudadanas que sacudían Túnez, Egipto, Siria o Yemen, miles de libios convocados a través de las redes sociales salieron a las calles para exigir reformas y el fin de los abusos del clan Gadafi, conocido tanto por su estrambótica naturaleza como por su codicia y crueldad.

Sin embargo, pronto perdieron el control de las mismas: primero a manos de grupos de opositores en el exilio que retornaron a Libia apoyados desde Londres, París y Washington, cargados de armas, como el mariscal Jalifa Haftar, ahora uno de los hombres más influyentes del país.