Acusación contra Trump: fue el «incitador en jefe» del asalto al Capitolio

El rastro del expresidente en Twitter se vuelve contra él como prueba en el segundo día del «impeachment»

Los abogados de Trump,  Castor y Schoen, a su llegada este miércoles al Capitolio
Los abogados de Trump, Castor y Schoen, a su llegada este miércoles al Capitolio

Nueva York / E. La Voz

Los demócratas de la Cámara de Representantes que actúan como fiscales acusaron ayer a Donald Trump de orquestar una campaña de intoxicación sobre el falso fraude electoral para presionar a sus fieles a asaltar el Capitolio con el objetivo de bloquear la victoria de Joe Biden. «Cambió su papel de comandante en jefe por el de incitador en jefe», proclamó el líder de la acusación, Jamie Raskin. «Las evidencias les mostrarán que el expresidente Trump no fue un espectador inocente», añadió. Así daba comienzo la segunda sesión del histórico segundo impeachment contra el exmandatario por incitar la insurrección contra el Capitolio del pasado 6 de enero. 

Momento de la acusación para presentar las pruebas contra el acusado. Los fiscales retrocedieron en el calendario para demostrar con cientos de tuits, grabaciones y declaraciones públicas las mentiras desgranadas por un Trump desesperado por presionar a sus seguidores y a los funcionarios públicos para anular el resultado de las elecciones. «Las semanas previas, durante y después de las elecciones, usó las mismas palabras una y otra vez», declaró el representante demócrata por Colorado Joe Neguse. Se refería a los tres principales eslóganes de la campaña desplegada por Trump durante meses que acabó con la violenta reacción de los insurrectos: «La gran mentira», «detengan el robo» y «luchen hasta el infierno».

Acompañaron sus palabras con vídeos de los alborotadores del 6 de enero afirmando seguir órdenes del expresidente y del acoso de sus seguidores a los voluntarios que contaban los votos, durante el agónico recuento de cuatro días tras las elecciones del pasado 3 de noviembre. 

Respaldo a los ultras

«En lugar de censurarlos, los llamó patriotas», dijo la demócrata Stacey Plaskett, quien repasó el respaldo dado por Trump a los grupos de ultraderecha como los Proud Boys.

Para asentar la acusación, los fiscales recordaron como, después de que los tribunales rechazaran una tras otra, las más de 60 demandas presentadas por su equipo legal para anular las votaciones, Trump optó por amenazar en persona a los funcionarios responsables del recuento. «Lo hizo solo porque quería permanecer en el poder», recordó Madeleine Dean. 

Investigación penal en Georgia

Sonó en la sala la voz del todavía presidente presionando al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, en una llamada telefónica, que llevó este miércoles a la fiscala del condado de Fulton a abrir la primera investigación penal contra Trump por sus intentos de influir en las elecciones.

Cuando esto no funcionó, según los fiscales, el acusado se lanzó contra el vicepresidente Mike Pence, en el discurso a sus seguidores previo al asalto por su intención de votar a favor de la certificación del triunfo de Biden. Los asaltantes irrumpieron el edificio al grito de «colgad a Pence», después de que Trump les animara a «luchar» en una veintena de ocasiones.

La acusación se guardó para el final del día las imágenes nunca vistas del asalto grabadas por las cámaras de seguridad del Capitolio. Los asaltantes iban preparados con mapas del edificio, armas y dispositivos de comunicación entre ellos. «Estaba todo planeado», concluyó Palskett. Las evidencias recogidas por el FBI así lo demuestran.

«¿Dónde estás Nancy? Te estamos buscando»

Esperanza Balaguer

Vídeos inéditos multiplican la gravedad de la violencia vivida en el Capitolio:  la huida del exvicepresidente Mike Pence y los congresistas, así como la agonía de un policía encajado entre dos puertas bajo la presión de la masa

Las imágenes nunca vistas de las cámaras de seguridad del Capitolio demuestran que la violencia desplegada por los seguidores de Donald Trump durante el asalto fue más grave de lo conocido hasta ahora. La exhibición de los vídeos aportados por los demócratas que ejercen como fiscales para apuntalar su acusación contra el expresidente por alentar la insurrección marcaron la segunda sesión del histórico impeachment.

Varias incógnitas quedaron despejadas. La policía del Capitolio luchó hasta la extenuación para impedir que los insurrectos accedieran al edificio, varios legisladores estuvieron a escasos metros de los atacantes y el héroe de aquel día, el policía Eugene Goodman, no solo despistó a los violentos para impedir que alcanzaran el Senado, sino que salvó la vida del senador republicano, Mitt Romney.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Acusación contra Trump: fue el «incitador en jefe» del asalto al Capitolio